La oposición a la Monarquía que este jueves protagonizaron los diputados de Unidos Podemos y los nacionalistas no es nueva: ya estaba presente en 1978, en plena Transición. Este viernes sale a la luz una grabación inédita del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez, en la que reconoce los motivos por los que no realizó un referéndum sobre Monarquía o República tras la muerte del dictador Francisco Franco: los sondeos confidenciales realizados por el gobierno daban el triunfo a la opción republicana.

El que fuera líder de la UCD hizo estas confesiones en 1995, en una entrevista a Victoria Prego, adjunta al director de El Independiente, que se realizó para un programa de Antena 3 sobre el aniversario del comienzo de la democracia y que nunca llegó a emitirse. Este viernes, 21 años después, la misma casa, Atresmedia, saca a la luz estos documentos en el programa La Sexta Columna.

Los jefes de Gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre Monarquía o República»

Suárez reconoce en la grabación, tapando el micrófono previamente, las presiones internacionales que recibió para realizar un referéndum en torno a la figura del Rey y admite que no lo convocó ante las perspectivas desfavorables de las encuestas. Éste fue también el motivo por el que la figura monárquica se blindó en la Ley para la Reforma Política de 1976, según explica en la entrevista.

El político clave de la Transición dio estas razones tras ser preguntado sobre la legitimidad de la Monarquía, a lo que respondió: «Claro, y lo meto [al Rey] por una razón que no te voy a contar». Poco después, se tapó el micrófono y dio las verdaderas razones, perfectamente audibles. «Cuando la mayor parte de los jefes de Gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre Monarquía o República», reconocía Suárez, «hacíamos encuestas y perdíamos en ese momento».

Suárez también revela la implicación de Felipe González en los intentos de impulsar una consulta: «Era Felipe [González] el que les estaba pidiendo a los otros que lo pidieran», reconocía el ex presidente de Gobierno. Éste fue el motivo por el que Adolfo Suárez, según reconoció entonces, potenció la figura del Rey en la Ley para la Reforma Política. «Entonces yo metí la palabra Rey y la palabra Monarquía en la Ley y así dije que ya había sometido a referéndum», declaró a Prego.

La periodista, más de dos décadas después, recuerda el encuentro con el político: «Dije que era una entrevista muy buena con Suárez, y dijeron que quién se iba a acordar de él, con lo que no se emitió nunca en su totalidad», recuerda Prego, que encarna también la memoria viva de aquellos años. «Felipe González era republicano y, cuando se elabora la Constitución, los socialistas evidencian su posición republicana, aunque luego la retiran en aras del consenso».

Fija finalmente el fondo del debate con una reflexión sin rodeos: «La Monarquía en España está legitimada por la Constitución».