El portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Iñigo Errejón, se ha mostrado abiertamente contrario a la fusión orgánica entre IU y Podemos: “Rotundamente, no”, ha explicado en rueda de prensa en el Congreso, a la vez que ha hecho hincapié en la “colaboración electoral” y ha descartado que el debate sobre la unión de ambas formaciones esté sobre la mesa. “Ni la militancia de Podemos ni la militancia de IU desea disolverse en otra opción”, ha defendido. Errejón se suma así a las múltiples voces críticas de Podemos que han mostrado su rechazo a esta opción, después de que Alberto Garzón anunciara este lunes su intención de “superar IU” para alcanzar un espacio político estable.

Alberto Garzón también ha intentado calmar las aguas este martes después de la multitud  de voces críticas que se han rebelado contra la fusión de IU y Podemos. El coordinador del partido histórico ha asegurado que “en ningún caso” va a disolver Izquierda Unida, aunque sí ha reconocido su deseo de que la colaboración entre ambas formaciones se estreche “cada vez más” y ha cambiado el término fusión por una “fórmula concreta que se desarrollará con el tiempo”. Mientras, el sector crítico de Podemos se ha levantado contra lo que consideran un movimiento hacia una “suma de siglas de partidos de siglas” que ha sido “una y mil veces ensayada” y que ha fracasado en todos sus intentos.

Garzón insiste en colaborar “cada vez más” para alcanzar una fórmula compartida

Mientras Garzón ha reivindicado la “autonomía e independencia” de su partido, mostraba su intención de que “la gente de IU colabore codo con codo, cada vez más, con la gente de Podemos”, para alcanzar “lo que nuestro país necesita”, ha explicado Garzón, en declaraciones a periodistas en el Congreso, en un intento por explicar a qué se refería cuando propuso este lunes “superar” Izquierda Unida. Aunque ha descartado esta fusión, sí ha insistido en la fórmula compartida entre ambos partidos: “En Europa hay muchas coaliciones, confluencias y formas de colaborar que no suponen ser un partido político, sino que son espacios compartidos de colaboración. Nuestra fórmula concreta se desarrollará con el tiempo”, ha detallado.

El ex coordinador federal de IU y actual parlamentario en Asturias, Gaspar Llamazares, tiene una visión diferente a la del líder del partido. En un debate en La Sexta, Llamazares ha afirmado que él está de acuerdo en que “hay que lograr un mayor nivel de acuerdo amplio en la izquierda”, pero cree que Garzón “no está proponiendo” eso cuando habla de “superar IU”. Según él, “está proponiendo sumergir IU en Podemos y yo creo que eso no hay que hacerlo”, ha respondido.

Múltiples voces errejonistas han difundido sus críticas a través de sus canales en las redes sociales. En sus mensajes quieren realzar el carácter originario de Podemos, que consiguió “articular un profundo descontento social” a la que “se sumó gente que venía de votar a siglas e ideologías distintas además de ocupar distintos espacios en la estructura social y laboral”, según ha expuesto Jorge Lago, director del Instituto 25M de Podemos en un mensaje difundido por múltiples dirigentes de la formación.

“No podemos arruinar la fórmula que nos ha permitido llegar más lejos que nunca”, lamentan los críticos

“Y hay que decirlo claro -continúa Lago-, esa fórmula se arruina si Podemos se disuelve en una suma de siglas de poderes de la izquierda”; una suma que ha calificado como “una y mil veces ensayada y que no ha conseguido, en las tres últimas décadas, los desafíos a los que nos enfrentamos”. En último lugar, el también sociólogo ha hecho un llamamiento a su partido: “No podemos arruinar la fórmula que nos ha permitido llegar más lejos que nunca”.

En el mismo sentido se expresaba Jorge Moruno a través de las redes sociales, donde explicaba que “las fuerzas del cambio deben compartir espacios”; pero advertía de que “Podemos no puede disolverse en una una suma de siglas y organizaciones, sino en la sociedad”. Clara Serra, diputada en la Comunidad de Madrid y responsable del área de Igualdad del partido, también mostró su desacuerdo con la posible fusión: “Podemos rompe el tablero siendo diferente”, reflexionaba en Twitter, “el camino no es disolver lo que nos ha hecho especiales en una vieja suma de siglas”.