Twitter se ha incendiado tras la muerte de la senadora del PP Rita Barberá. Las menciones en la red social a la ex alcaldesa de Valencia superaban los 256.000 tuits a las tres de la tarde. Condolencias, noticias pero, por encima de todo, un aluvión de críticas e insultos contra la política popular, que ha muerto de un infarto en medio del proceso del caso Taula, en el que se la investigaba por presunta corrupción.

La red, donde nada suele olvidarse, ha rescatado los momentos más polémicos de la trayectoria de Barberá y los ha utilizado contra ella. El famoso caloret –palabra que Barberá quiso incorporar al valenciano en las fallas de 2015-, ha servido a más de uno para bromear con la llegada de la senadora al infierno.

Los tuiteros también se han acordado del polémico gesto con el que la alcaldesa se burló de las víctimas del accidente de metro de Valencia, en el que murieron 43 personas en 2006.

Su presunta afición a la bebida (por sus discursos en las Fallas) o a las compras (por el bolso que recibió de El Bigotes, número 2 de la trama Gürtel) han inspirado otros de los tuits.

Y algunos lamentaban directamente que su muerte haya impedido que sea juzgada en el caso Taula.

No obstante, también ha habido muestras de respeto por la política y de indignación ante los mensajes ofensivos.