Mano Limpias, en situación de preconcurso de acreedores por sus elevadas deudas y con su líder en prisión preventiva desde hace casi ocho meses, se ha desistido como acusación popular en dos casos en los que llevaba personado desde hace años. Con todo, el mensaje que manda Miguel Bernad desde la cárcel es que el sindicato no se retirará masivamente de los procedimientos por corrupción que se siguen instruyendo en distintos juzgados españoles.

Entre los primeros casos de los que se retira el colectivo de funcionarios se encuentra el relativo a las presuntas irregularidades cometidas por la Fundación DeSevilla en la gestión de una subvención de 742.000 euros que le concedió el Ayuntamiento de Sevilla en 2008 para la ejecución de proyectos de cooperación al desarrollo y la causa por delito societario en Mercasevilla, en la que el juez está a punto de sentar en el banquillo de los acusados a 14 personas por la presunta comisión de prevaricación, malversación y falsedad en documento mercantil derivados de la disposición de fondos del mercado central sin control ni causa legal.

La representación letrada de Manos Limpias en ambos procedimientos, dirigida por el abogado malagueño Rafael Prieto Tenor,  ha presentado ya sendos escritos ante los juzgados de Instrucción 16 y 6 de Sevilla formalizando el desestimiento al considerar que los intereses generales quedan “suficientemente salvaguardados” por la “formidable labor procesal” realizada por la representación jurídica de la fundación y el “esforzado” trabajo del Ministerio Fiscal. Por ello, considera que el mantenimiento de la acusación popular carece ya de utilidad y que el “verdadero beneficio” para la sociedad civil pasa precisamente por su retirada, evitando a la causa retrasos y costes materiales sin contraprestación.

Mensaje de Bernad desde prisión: no se retirará masivamente de las causas en las que acusa

A preguntas de Elindependiente.com, el letrado Prieto Tenor explicó que hace unos días trasladó este planteamiento al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, en una carta enviada a la prisión de Navalcarnero (Madrid) y que éste aceptó su propuesta de desistimiento.

La medida se produce después de que los magistrados que instruyen ambas causas hayan dictado ya autos de transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado, paso previo a decretar la apertura de juicio oral. En relación con el caso de la Fundación DeSevilla, el juez ha resuelto seguir la causa contra el ex gerente Miguel López Adán por la presunta comisión de delito societario, apropiación indebida, malversación y fraude.

En cuanto a la pieza del delito societario en Mercasevilla, la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla acordó el pasado 28 de noviembre seguir el procedimiento contra los ex responsables de la lonja sevillana Fernando Mellet y Pilar Giraldo y otras 12 personas más al apreciar indicios de la comisión de delitos de prevaricación, malversación y falsificación en documento mercantil por la transferencia de fondos “sin control ni causa lícita alguna” mediante la firma de contratos y facturas por servicios ficticios.

Figurar por figurar no ayuda a la institución de la acusación popular, sino que la ensombrece”

“Cuando algo se lleva a buen término y, en puridad, valoramos que no puede hacerse mejor, ha de retirarse nuestra acusación popular por cuanto no tiene sentido una presencia puramente adhesiva en un trabajo del todo impecable”, expone el letrado Rafael Prieto en sus escritos. Y añade: “Consideramos honestamente que ‘figurar por figurar’ no sólo no ayuda a la institución de la acusación popular, sino que la ensombrece manteniendo acusaciones como mero escaparate”.

En Andalucía, Manos Limpias continúa ejerciendo la acusación popular en el caso ERE, donde permanece prácticamente desde el inicio de la instrucción. Esta parte se ha adherido en su escrito de acusación de la pieza política a la petición de la Fiscalía Anticorrupción -especificando la documentación en la que se apoyan las pruebas contra los acusados, tras no hacerlo el Ministerio Público- y tiene recurrida la decisión del instructor de archivar las actuaciones contra los vocales del consejo rector de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) que habían sido imputados por la juez Mercedes Alaya cuando estaba al frente del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla.

Inexistencia de ingresos

El sindicato de funcionarios también ejercía la acusación popular en la causa matriz del caso de los cursos de formación, habiendo recurrido el auto de archivo decretado por la juez María Núñez Bolaños de la pieza política. De momento, no ha formalizado su personación en las piezas separadas en las que la instructora ha ido desgajando la causa, como le había pedido el fiscal y en contra del criterio de su antecesora en el juzgado.

Manos Limpias se encuentra en situación de preconcurso de acreedores debido a las elevadas deudas que arrastra y a la inexistencia de ingresos desde que a mediados del pasado mes de abril fue detenido el secretario general, Miguel Bernad, en el curso de la operación Nelson. Bernad permanece desde entonces en prisión preventiva acusado de la presunta comisión de delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal, habiendo pedido sin éxito en varias ocasiones su puesta en libertad al juez Pedraz.

El colectivo de funcionarios ha ejercido la acusación popular en decenas de causas de corrupción que se han instruido en los últimos años. Su acusación fue determinante para que se sentara en el banquillo de los acusados la infanta Cristina en el caso Nóos, cuya sentencia se conocerá antes del próximo mes de marzo. En muchas de las causas en las que está personado el colectivo, los abogados ejercen la acusación popular de forma prácticamente desinteresada.