El hasta ahora portavoz nacional de UPyD, Gorka Maneiro, no se presentará a la reelección ni optará a formar parte de la dirección del partido en el próximo Congreso Nacional el 28 y 29 de enero. El político vasco es desde enero de 2016 el coordinador de la gestora del partido, después de que dimitiera Andrés Herzog. Fue en el congreso extraordinario en abril cuando asumió la portavocía de la formación magenta.

Ahora seguirá en UPyD, pero desde el otro lado de la barrera: como militante. Es lo que él mismo ha explicado en una rueda de prensa donde también ha anunciado las ponencias del II Congreso Nacional del partido. «No voy a presentar candidatura y voy a dejar de ser portavoz nacional de UPyD y de estar dentro del Consejo de Dirección: no me presentaré a la reelección», ha señalado. En su lugar, la única candidatura presentada ha sido la de Sumemos UPyD, encabezada por Cristiano Brown, portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Las Rozas (Madrid) y miembro del Consejo de Dirección, según ha anunciado la plataforma en un comunicado.

https://twitter.com/sumemosUPYD/status/816595607842332672

«La razón es sencilla de explicar -advertía Maneiro-: llevo en el Consejo de Dirección desde 2009, y creo que puedo ser más útil desde fuera de la dirección de UPyD, pero dentro del partido como un militante más». «Uno no tiene por qué ser siempre portavoz, me enfrento a esta nueva etapa como militante de base muy ilusionado, y siempre a disposición del partido», ha destacado el político. En declaraciones a El Independiente, Maneiro ha reconocido que este «paso atrás» es también un modo de asumir la responsabilidad tras el fracaso del partido en las últimas elecciones: el 20D UPyD perdió los cinco diputados que tenía y se quedó sin representación en el Congreso. Una situación que propició la salida de su fundadora Rosa Díez, que pidió la disolución del partido.

Maneiro ha sido el último bastión de UPyD en las instituciones públicas y mantuvo su escaño por Álava en el Parlamento Vasco desde 2009 hasta 2016. El ex diputado vasco pasó de ser candidato a presidente de Gobierno por UPyD en las elecciones generales del 20D y del 26J, en las que obtuvieron poco más de 50.000 votos en toda España. Después del varapalo, Maneiro renunció a presentarse a las autonómicas vascas, ante la incapacidad de afrontar «con garantías suficientes» las elecciones, y perdió así la oporunidad de revalidarse como el único diputado autonómico de la formación magenta.

Pese a su renuncia a continuar en la dirección, Maneiro ha asegurado que su formación seguirá defendiendo sus «principios esenciales: la regeneración democrática, la lucha contra la corrupción y cambios políticos e institucionales». Ha remarcado también la lucha del partido contra populismos y nacionalismos, en su pelea por «defender la igualdad y la unidad de España».