La portavoz de la Generalitat, Neus Munté, ha calificado de «reacción histérica» la oposición del PP en el Europarlamento a la conferencia que este martes protagonizará Carles Puigdemont sobre el referéndum. Y los medios públicos de la Generalitat aseguran que el nuevo presidente del Parlamento Europeo, Antoni Tajani, «contraprograma la conferencia de Puigdemont al convocar al cuerpo diplomático» acreditado en Bruselas a las siete de la tarde, la misma hora a la que el presidente catalán pronunciará su conferencia. Una tesis que se sustenta en la carta que el portavoz del PP en la cámara, Esteban González Pons, ha remitido a todos los miembros del Grupo Popular del que forma parte el propio Tajani para pedirles que no asistan a un acto en defensa «de un referéndum ilegal».

El discurso en favor del referéndum que protagonizarán Puigdemont, su vicepresidente Oriol Junqueras y el conseller de Exteriores, Raül Romeva, se ha convertido así en nuevo motivo de enfrentamiento entre el ejecutivo catalán y el Gobierno. La Generalitat lleva semanas presentando el acto del martes como la oficialización ante las autoridades europeas de su proyecto de referéndum independentista en busca de los apoyos internacionales que, según la tesis de Puigdemont, permitirán celebrar una consulta políticamente vinculante independientemente de que el Gobierno la apruebe o no.

Lo cierto, sin embargo, es que la charla se celebra en una de las salas del Parlamento Europeo a invitación de los eurodiputados catalanes Ramon Tremosa (PDCat) y Josep Maria Terricabras (ERC), una vía utilizada habitualmente por otros gobiernos regionales europeos para explicar sus proyectos ante los europarlamentarios, pero que no implican ningún reconocimiento institucional por parte de las autoridades comunitarias. La oposición catalana ya ha cuestionado

Munté ha asegurado que el Gobierno trata de ridiculizar la conferencia pero sabe que, en realidad, genera «muchas expectativas» entre los políticos, los partidos y los periodistas internacionales. «Si fuera insignificante y no despertara el mínimo interés, no creo que existiera toda esta gesticulación del Gobierno y del PP», ha afirmado tras asegurar que serán muchos los asistentes a la cita.

Dastis no se opone

Contrariamente a lo afirmado por Munté el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha considerado «perfectamente legítimo» que el presidente de la Generalitat haga un acto en Bruselas este martes en defensa del referéndum catalán, en virtud del derecho a libertad de expresión que hay en Europa. Tras presidir la reunión de trabajo de la Unión por el Mediterráneo celebrada en Barcelona, en la que ha coincidido brevemente Puigdemont, Dastis ha recordado que el Gobierno considera ilegal esta consulta y ha asegurado que «seguiremos defendiendo, con arreglo a lo establecen los tratados, nuestra visión del Estado de Derecho y de la democracia con arreglo a una España abierta, plural e integradora».

Así, el Gobierno no se opone a que el presidente catalán celebre este martes un acto sobre el referéndum en Bruselas pero afirma que esto no modificará su firme oposición a que una votación así se desarrolle en Catalunya.

Al día siguiente, las mismas salas acogerán al presidente y vicepresidente de Empresaris de Catalunya, Jordi Bou y Joaquim Molins, en una conferencia convocada esta vez por el ALDE para explicar lo perjuicios que, a juicio de este grupo de empresarios, comportaría el proceso secesionista a Cataluña.