La CUP ha dado un «sí condicionado y con fecha de caducidad» a las cuentas del Gobierno Puigdemont. Así lo ha advertido el dirigente de la formación Quim Arrufat, tras la reunión de su consejo político, que ha avalado hoy los Presupuestos de la Generalitat de 2017 por una amplia mayoría de 39 votos a favor, 22 en contra y 2 abstenciones.

«Es un sí por el referéndum» ha insistido Arrufat al término del cónclave reunido durante tres horas en Vilafranca de Penedés (Barcelona), en el que ha prevalecido la opinión de las asambleas territoriales que desde el miércoles han debatido las cuentas acordadas por la CUP y la conselleria que dirige Oriol Junqueras, mayoritariamente a favor de permitir que la legislatura siga adelante con el objetivo de celebrar el referéndum por la independencia.

Faltan políticas redistributivas

Tras el debate, sin embargo, tanto Arrufat como la negociadora anticapitalista Eulalia Reguant han insistido en que no son sus cuentas -«faltan políticas redistributivas y políticas de desprivatización» ha señalado Reguant- para dejar claro que su apoyo se explica única y exclusivamente por el compromiso de Carles Puigdemont con la celebración de un referéndum unilateral como máximo en septiembre de este año. Un acuerdo alcanzado por el president y la CUP el pasado verano, después de que Puigdemont anunciara la cuestión de confianza.

Sin referéndum, ha advertido Arrufat, «la CUP retirará su apoyo y provocará nuevas elecciones, porque dará por acabada esta etapa del proceso». Los anticapitalistas han dejado claro además que a esa consulta solo se llegará por la vía de la desobediencia y la unilateralidad y han señalado que «las instituciones no pueden ser obstáculo a la expresión de un pueblo».

No puede sorprender a nadie, estaba cantado»

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado hoy que el apoyo de la CUP a los Presupuestos «estaba cantado», aunque ha augurado elecciones antes o después del verano, debido a la «coalición inestable» entre el Govern y los cuperos y a su «objetivo imposible» de convocar un referéndum.

Iceta y el presidente del PSC de Barcelona, Jaume Collboni, han inaugurado hoy el XII congreso de los socialistas de la capital catalana bajo el lema «Som Barcelona, som moviment» (Somos Barcelona, somos movimiento), en el que se ha votado la gestión de la comisión ejecutiva y la elección de su dirección.

Durante su intervención en el acto, Iceta ha señalado que el apoyo de la CUP a los Presupuestos de la Generalitat de 2017 «estaba cantado», por lo que «no puede sorprender a nadie» ya que los anticapitalistas no querían dejar «escapar» la idea del referéndum de independencia.