La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado este viernes que se reabra el caso de la ‘caja B’ del Partido Popular tras la declaración de Francisco Correa, el cabecilla de la trama, en el juicio de Gürtel. El fiscal Antonio Romeral pide al juez José de la Mata que reabra el caso después de que Correa revelara la existencia de una trama del 3% con grandes empresas constructoras.

La Fiscalía pretende que se impute al ex dueño de Constructora Hispánica Alfonso García Pozuelo y a Francisco Correa, en vista de las confesiones que hicieron en el macrojuicio de Gürtel apuntando al pago de comisiones por adjudicaciones. Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el fiscal del caso ha presentado su informe a favor de la petición que hicieron las acusaciones del caso Izquierda Unida y Adade de que ellos dos declaren ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

El fiscal cree que se les debería tomar declaración después de que en el macrojuicio de Gürtel afirmaran que se pagaron comisiones al PP a cambio de mediar en adjudicaciones públicas, y también a Plácido Vázquez, quien supuestamente actuó de comisionista para Correa.

Además de Correa, el ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, se refirió también a la existencia de una contabilidad en B, que denominó «contabilidad extracontable». Sin embargo, negó que la misma se nutriera de comisiones cobradas a empresarios a cambio de adjudicaciones públicas. Además, salvó a su antiguo partido y sus dirigentes de haber cobrado dinero de Francisco Correa, jefe de la trama de corrupción.