La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha calificado de «barbaridades» las declaraciones del ex secretario general en Madrid y miembro del equipo fundador de Podemos, Luis Alegre, en las que acusó al actual equipo de Pablo Iglesias de ser un «grupo de conspiradores».

«Ayer sentí muchísima pena cuando lo leí, una infinita tristeza», ha dicho Montero en Onda Cero al ser preguntada por un artículo de Alegre, en el que cuestiona al equipo del secretario general.

Según el ex dirigente madrileño, ya no acompañan Iglesias «ni a una sola de las personas» que lo acompañaban al principio, sino cuatro o cinco personas -cita a Rafa Mayoral, Irene Montero o Juanma del Olmo- dispuestas «a destruirlo todo con tal de no perder su condición de cortesanos».

«Ojalá que la próxima vez que Luis Alegre abra los telediarios sea porque es uno de los filósofos más importantes del país y no por decir estas barbaridades», ha respondido Montero.

La también jefa de gabinete de Iglesias ha asegurado que el actual equipo del secretario general se caracteriza por la «pluralidad y la transversalidad». Y eso, según ha dicho, es una virtud de Pablo Iglesias, que ha conseguido preservar y mantener a personas muy diversas con el objetivo común de ganar al PP.

Montero ha subrayado que, aunque en Podemos se viven «días intensos», todos deberían hacer un «ejercicio de contención extrema» y «mantener la calma» y un «tono sosegado» porque después de la Asamblea Ciudadana del próximo fin de semana hay que trabajar juntos.

En su opinión, en Vistalegre II la elección clave será la de los miembros del Consejo Ciudadana al ser el que marca el rumbo de la formación, aunque ha reconocido que, al final, se disputan «dos modelos de partidos y, también, dos liderazgos».

«No pasa nada por reconocerlo», ha recalcado y ha añadido que si ganan las propuestas del número dos del partido, Íñigo Errejón, «el liderazgo quedaría claro y sería de Íñigo Errejón». No obstante, ha admitido que prefiere que gane el equipo de Iglesias, aunque ha insistido en que quiere que en Podemos estén «todos y todas» y que en el partido «los liderazgos son colectivos».