La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional considera que los pagos por el alquiler del ático de Marbella por parte del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González obedecen a una «posible simulación», al tiempo que solicita que se libren mandamientos a cinco bancos españoles para indagar en su patrimonio.

En un atestado de 55 páginas fechado el pasado 7 de febrero, adelantado este lunes por la Cadena Ser, la UDEF expone que «no existe realmente correspondencia entre las facturas del supuesto pago del alquiler del ático durante casi cinco años y las transferencias bancarias que lo justifican, encontrándonos ante una posible simulación, en la que se efectuarían ciertos pagos al objeto de dar apariencia de verosimilitud».

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Estepona (Málaga) investiga presuntos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y cohecho. Las pesquisas van dirigidas a determinar cómo, cuándo y por qué llegó el inmueble a González y su mujer, que primero pagaron un alquiler mensual, que luego se rebajó; y posteriormente, en diciembre de 2012, el matrimonio lo adquirió por 770.000 euros. En abril de 2016, el ex presidente de la Comunidad de Madrid declaró que él y su mujer entraron en contacto con el propietario del piso por un anuncio publicado en el periódico, sin saber que era una sociedad la propietaria de la vivienda hasta el momento de la firma del contrato de compraventa.

La UDEF debilita la defensa de González: la propietaria de la vivienda no declaró beneficios por el alquiler

Los investigadores ponen en cuestión esa versión. «La documentación aportada por Coast Investors a la Agencia Tributaria siembra dudas sobre el pago de las cuotas debidas por parte de Ignacio González y Lourdes Cavero [su esposa], ya que aparentemente no se habrían abonado todas las facturas expedidas por Coast, además de la falta de correspondencia entre facturas y pagos».

La UDEF tampoco pasa por alto otra circunstancia que debilita el argumento con el que el ex presidente de la Comunidad de Madrid trata de justificar la operación. Así, los agentes llaman la atención sobre el hecho de que la empresa propietaria del inmueble no declarara beneficios por su alquiler hasta que se conoció que González era investigado. «Examinada la base de datos de Coast se comprueba que no consta presentación de ninguna declaración ni autoliquidación por los rendimientos obtenidos por el alquiler del inmueble, como entidad no residente sin establecimiento permanente. Tampoco habría presentado el gravamen especial sobre bienes inmuebles, por la tenencia de inmuebles situados en España”.

Sin cuenta bancaria propia

La Policía también destaca que el ático marbellí sea «el único inmueble adquirido en España o en el extranjero por Coast Investors» y que el inmueble se adquiriera «sin ser visto por la parte formalmente compradora y con tanta celeridad que ni siquiera se esperó a que la sociedad tuviera una cuenta bancaria propia», sino que se desembolsó la señala mediante una a nombre del director.

«Se aprecian suficientes irregularidades y lagunas de información en todo el proceso que envuelve las sucesivas compraventas y arrendamientos del inmueble», concluyen los investigadores, que quieren averiguar el patrimonio del matrimonio González-Cavero mediante el rastreo en cuentas corrientes abiertas en cinco bancos.