Es la palabra tabú desde su fundación hace 33 años: España. La mayoría prefiere no citarla por convencimiento ideológico, la minoría por no ser señalado, y los menos, si se atreven a hacerlo será, probable, para ridiculizarla. Incluso a quienes acceden por primera vez y cometen el desliz pronto habrá quien les inste a optar por el sucedáneo, “Estado”, considerado más correcto e idóneo en todos los soportes del Ente público de la radio televisión vasca, integrado por cinco canales de televisión y cinco de radio. La polémica suscitada por el programa Euskalduna naiz, eta zu? (Soy vasco, y tú?) Ha vuelto a poner en el disparadero el tratamiento que de España y los españoles hace la televisión pública vasca y que en este caso ha soliviantado incluso al Gobierno vasco y sus socios, PNV y PSE, que se han mostrado contrarios a su contenido y han llamado a la dirección de EiTB a adoptar medidas para que algo así no se repita.

El caso se encamina no sólo hacia la Fiscalía, donde PP, UPN y Ciudadanos anuncian que lo remitirán por un posible delito de incitación al odio, sino también a la Comisión Europea. El PP ya ha anunciado que reclamará a las autoridades comunitarias a que se pronuncien sobre el contenido del programa de ETB en el que se califica a los españoles de “fachas”, “paletos” y “chonis”. El caso, cuya polvareda ha sido silenciada tanto por la televisión como por las radios del grupo EiTB hasta hoy, cuando sus informativos sí se han referido a ella, ha llegado a provocar una campaña en las redes sociales para boicotear la película ‘El Guardian Invisible’, en la que participa la actriz vasca, Miren Gaztañaga, una de las participantes en Euskalduna naiz, eta zu? Y en la que llega a calificar de “catetos” y “retrasados culturalmente” a los españoles.

El entorno del PNV reconoce que ETB ha pasado de ‘telebatzoki’ a la ‘teleherrikotaberna’, en referencia al control creciente de la izquierda abertzale

El sentimiento antiespañol en la televisión pública vasca no es nuevo. En los últimos años incluso se ha intensificado al mismo ritmo en el que la izquierda abertzale reforzaba su control sindical e ideológico en el seno de las televisiones y radios públicas del Ente. Un control reconocido por el PNV que ha visto cómo el manejo de EiTB ya no estaba en sus manos como lo había estado hasta no hace mucho. En algunos ámbitos nacionalistas se habla de un cambio representado por un paso del “telebatzoki” a la “teleherrikotaberna”, en referencia a las sedes sociales del PNV y la izquierda abertzale respectivamente. Lo sucedido en las últimas elecciones sindicales son muestra de ello y del control nacionalista en el que está no sólo la dirección del Ente sino incluso el resto del organigrama, de sentimiento mayoritariamente nacionalista. Así, el sindicato LAB, vinculado a la izquierda abertzale, logró imponerse por primera vez a ELA, más cercano al PNV, en una cita electoral en la que no concurrió ninguna otra central.

El discurso, el mapa del tiempo y la selección

Las polémicas en relación entre Euskadi y España ha sido una constante en ETB. Las denuncias de los partidos de ámbito nacional, como el PSE y el PP de que se brinda una atención preferente al nacionalismo y a la izquierda abertzale y se desplaza o arrincona su voz ha sido una constante. Episodios como la no emisión del discurso de navidad del Rey se repiten año tras año. En los 34 años de existencia de ETB tan sólo durante los años de Gobierno del PSE en Ajuria Enea la ETB lo emitió. A ello se suman polémicas como la provocada el pasado mes de diciembre por un tertuliano en uno de los programas estrella de ETB en el que durante un debate sobre el franquismo rompió una imagen del rey Felipe VI, sin que recibiera apercibimiento alguno, asegurando que no se trataba de ningún menosprecio sino de “mera libertad de expresión”. El tertuliano, Iñigo Landa, ex responsable de redes de la Policía Municipal de Bilbao –cargo del que fue despedido por sus comentarios en la red- continúa hoy participando en el mismo espacio de debate.

Otro de los apartados en los que el nacionalismo ha impuesto su visión, con el rechazo de la sensibilidad no nacionalista, ha sido el tiempo. El mapa meteorológico empleado tradicionalmente mostraba a la Comunidad Autónoma vasca, Navarra y las tres provincias del País Vascofrancés, integrando todas ellas las siete provincias que conforman Euskal Herria. El citado mapa sólo fue modificado durante el Gobierno de Patxi López, que lo limitó a las tres provincias vascas. Con el regreso del PNV al poder en 2013, ETB recuperó el planteamiento inicial, si bien remarcando los límites territoriales de cada provincia pero incluyendo en su información meteorológica no sólo a Euskadi sino también a Navarra y a las provincias del sur de Francia.

El tiempo y el deporte han sido focos de enfrentamiento entre el nacionalismo y no nacionalismo por su tratamiento

El deporte es otro de los focos donde el rechazo a lo relacionado con España es evidente. La información relativa a la selección española de futbol, o se ignora o se desplaza de los primeros lugares de relevancia. En caso contrario, la implicación del Ente público con la promoción de la selección vasca de Fútbol y su batalla por la oficialidad está muy presente. A ello se suma el tratamiento que de los equipos de primera división se realiza en ETB y en la que siempre se incluye a Osasuna como el quinto equipo “vasco” que juega en la primera división. Desde este año la captación de la señal de ETB en Navarra es posible tras los acuerdos entre los Gobiernos de Iñigo Urkullu y Uxue Barkos que desbloquearon la negativa y prohibición impuesta por los gobiernos de UPN para poder captar la señal de ETB en la vecina comunidad foral.

La utilización de la televisión pública para promocionar el debate en favor del derecho a decidir es permanente. Los espacios de debate, numerosos en EiTB, lo abordan a diario, con una clara prevalencia del enfoque nacionalista. A ello se suma los espacios en los que se subraya la raíz histórica de la singularidad del autogobierno vasco o los dedicados a reforzar la épica en la lucha durante la Guerra Civil contra todo lo relacionado con España y en defensa de los símbolos y valores propugnados por el nacionalismo es otra de las constantes. Así, ETB emite con periodicidad documentales en los que se rememoran las batallas de los gudaris nacionalistas en su lucha contra las tropas franquistas, programas sobre la defensa de los valores de carácter nacionalista o la labor del primer Gobierno y los Ejecutivos en el exilio que lideró el lehendakari José Antonio Agirre durante la contienda y posterior dictadura.

EiTB, ‘cantera’ para PNV y Bildu

El sentimiento en contra de todo lo relacionado con España está presente en una buena parte de la estructura del ente público, no en vano desde su creación en 1982 ha estado dirigido y controlado por altos cargos que posteriormente hicieron carrera política en las filas del PNV. Es el caso de algunos de sus primeros directores, José María Gorordo o Josu Ortuondo, que años después serían alcaldes de Bilbao por el PNV, o del propio Andoni Ortuzar, actual presidente del PNV y que dirigió el Ente público nada menos que 17 años, de 1991 a 2008. A ello se suman otros nombres destacados como Joseba Agirretxe, quien fuera actor reconocido en numerosos programas de la televisión pública vasca y que hoy ocupa un escaño en el Congreso o la propia Uxue Barkos, presidenta de Navarra por Geroa Bai –en la que está integrada el PNV- y que durante muchos años fue presentadora de los informativos de ETB. Incluso el actual consejero de Cultura, Bingen Zupiria, quien deberá comparecer en el Parlamento para dar explicaciones por el contenido de Euskalduna naiz, eta zu?, dirigió ETB entre 2008 y 2009.

Financiar los cinco canales de televisión y los cinco de radio costará este año 134 millones de euros

En los últimos años, la izquierda abertzale también ha logrado que muchos de los rostros más conocidos sean afines a su ideología. Es el caso de dos de las cabezas de cartel durante las últimas elecciones autonómicas. Así, Maddalen Iriarte, que sustituyó a Otegi como candidata por Guipúzcoa, ha sido hasta ahora uno de los rostros más conocidos de ETB. También Jasone Agirre, cabeza de cartel por Vizcaya. Incluso Marían Beitilarrangoitia, diputada por EH Bildu en la Cámara Baja, trabajo durante años en el canal de radio en euskera, Euskidi Irratia.

Financiar cinco canales de televisión y cinco emisoras de radio supone a las arcas públicas 134 millones de euros. Una partida que este año ha crecido 1,2%. Unos recursos que se acuerdan mediante contratos-programa que fijan los objetivos y financiación con la que contará el Ente y que en teoría deberían impedir la generación de nueva deuda, si bien en ocasiones son necesarias inyecciones de fondos extraordinarios para evitarla. Actualmente la radiotelevisión pública vasca cuenta con una plantilla que ronda los 950 trabajadores. El año pasado la televisión pública cerró con los peores resultados de audiencia de su historia: ETB 2 (el canal en castellano), apenas logró un 7,3%, ETB 1 (En euskera) el 1,9% y ETB 3 (Canal infantil) un 0,6%. La situación del Ente ha situado en una posición delicada a su directora general Maite Iturbe, que pese a que su gestión fue reprobada en 2015 por el Parlamento Vasco, con el voto del PSE, ha sido ratificada por ahora en el cargo. El Parlamento Vasco ha constituido un ponencia parlamentaria para reformar el modelo de la radiotelevisión pública a instancia del PP y con el apoyo del PNV y el PSE.

Urkullu: «Hago mío el sentimiento de ofensa»

El lehendakari Iñigo Urkullu ha asegurado hoy que hece suyo «el sentimiento de ofensa» mostrado por muchos ciudadanos por el contenido del programa Euskalduna naiz eta zu? Ha afirmado que un medio de comunicación público debe evitar «aquello que puede ser tomado como ofensa»: «Comprendo , entiendo y hago mío el sentimineto de ofensa. Un medio comunicacion público debe preservar programas constructivos y evitar todo aquello que pueda ser tomado como ofensa».

También el consejero de Cultura del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha hecho pública hoy su valoración al afirmar que el contenido del mismo «hiere sensibilidades porque hacer referencia a los sentimientos de las personas y eso es peligroso». Zupiria ha lamentado el contenido y ha asegurado que «no comparte los estereotipos que se han visto» en él.

Por su parte ETB ha pedido hoy disculpas por el contenido de «determinadas manifestaciones que hayan podido resultar ofensivas» y se ha comprometido a contribuir a «la convivencia, pluralidad de opiniones y cohesión social».

Desde el PP vasco, su presidente, Alfonso Alonso, ha señalado que corresponde al lehendakari destituir a la directora general de EiTB, Maite Iturbe y después «pedir disculpas y perdón». Precisamente desde el PP de Navarra, así como UPN, se han ratificado hoy en que remitirán el caso a los tribunales.

El lehendakari Iñigo Urkullu reprueba el programa de ETB y hace suyas «las ofensas» ‘impropias’ de una televisión pública

Desde Elkarrekin Podemos se ha calificado el programa como un humor «de muy poca calidad» y que refuerza la necesidad de impulsar una reforma del modelo de televisión pública vasca. En el PSE subrayan que lo mostrado en e programa supone una agresión a las diversas sensibilidades que conviven en Euskadi y que una televisión pública debe respetar. Por último, desde EH Bildu se considera que la polémica está «sobredimensionada» y se ha impulsado de modo «artificial». «