Celia Mayer no ha sido despedida del Ayuntamiento de Madrid, sino de su concejalía de Cultura para ser reubicada en el nuevo área de Igualdad, creada expresamente para Mayer. Su lugar lo ocupará temporalmente la alcaldesa Manuela Carmena. «Ante las noticias publicadas a lo largo de hoy, nos ha parecido que teníamos la responsabilidad y el gusto de clarificarlas», ha dicho Carmena en una improvisada rueda de prensa vespertina. «Os aseguro que no hay crisis», ha añadido la regidora.

Mayer, la concejala más cuestionada por la oposición (la portavoz del PSOE pide directamente su cabeza desde hace semana), ocupará Igualdad, un área segregada de la teniente de alcalde Marta Higueras. Higueras y Mayer han estado presentes en la rueda de prensa. Ésta ha durado 20 minutos.

Según Carmena, no cesa a Mayer por las crisis. «Mi relación con ella es excelente. ¿Que hay críticas? Pues claro que hay críticas», ha dicho la alcaldesa. «Cultura es un área viva y hay debates permanentes. Y yo encantada de haber participado en ellos», ha señalado Mayer.

Carmena ha confesado estar sorprendida por la filtración a los medios y ha reconocido que estaban trabajando en el asunto cuando se ha publicado la noticia. «No os imagináis hasta qué punto estoy consternada por lo que sucede en materia de violencia de género», ha agregado la mandataria. Y le estábamos dando vueltas a la creación de una cartera de Igualdad, pero no habíamos dicho nada: todo esto tiene que concretarse en las Juntas de Gobierno».

«Dentro del área de Marta, que llevaba Igualdad, pensamos en hacer un área específica, con la vocación de aportar algo para acabar con esta barbarie. Celia tiene una dedicación especial con este tema».