Se acabó el margen de maniobra para el gobierno de JxS, ha llegado la hora de explicar cómo y cuándo piensa convocar el referéndum. Así se lo han advertido tanto sus socios de la CUP como el otro posible aliado en la reivindicación de la consulta, Catalunya Si Que es Pot, durante el debate de unos presupuestos autonómicos que mañana se aprobarán con el apoyo de los anticapitalistas y el recurso anunciado del resto de la oposición por incluir la partida para el referéndum que el Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) ha declarado ya inconstitucional.

Nos hemos propuesto tumbar el régimen y construir la república en 2017″, ha advertido la CUP

“Empieza una cuenta atrás inapelable, no hay otra pantalla más allá de septiembre de 2017” ha advertido portavoz económica de la CUP, Eulalia Reguant. “Ha llegado el momento de ser claros, hay que poner fecha y pregunta, fecha para tener claro el horizonte y pregunta para trabajar por el sí o por el no”. Reguant ha dejado claro en su intervención el precio de su apoyo a unas cuentas que ha tachado de conservadoras: la definición del cómo y cuándo del referéndum. “La CUP da el sí a la convocatoria de un referéndum sin pedir permiso ni perdón, da el sí al proceso constituyente, con fecha y pregunta, porque nos hemos propuesto tumbar el régimen y construir la república en 2017″.

La formación anticapitalista ha propuesto a través de su cuenta de Twitter la siguiente pregunta: «¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente?». Y sólo dos respuestas posibles: «Sí» o «No».

Más irónico, Joan Coscubiela, portavoz de la confluencia de Podemos y los comunes CSQP, ha apuntado: “el miércoles tendrán presupuestos, ¿seguirán pasándose la patata caliente de quién firma el decreto de convocatoria del referéndum? A partir de ahora no tendrán excusa, tendrán que hablar claro a la ciudadanía”.

Ironía a la que el portavoz de JxSí Roger Torrent ha respondido contraponiendo su compromiso con el referéndum a la “obsesión por impedir la democracia” que a su juicio guía a los partidos constitucionalistas. En este sentido, Torrent ha criticado especialmente al PSC por haber anunciado el primero que recurrirá las cuentas ante el Constitucional si se aprueban con la disposición adicional 31, la referida al referéndum. “Nos decepciona que el PSC haga de alumno aventajado del Gobierno y corra a llevar los presupuestos al Constitucional”.

JxSí se escuda en el referéndum pactado

Lo que plantea JxSí, ha añadido su portavoz, “es que la doble vía para llegar al referéndum, el pactado y sino el unilateral, esté en estos presupuestos. Si no se ve suficientemente reflejado el referéndum pactado será responsabilidad de los que a partir de hoy votarán en su contra” ha concluido en referencia a la confluencia de Podemos y los comunes, después de que Coscubiela criticara duramente que el Govern haga caso omiso de un dictamen del Consejo de Garantías. “Si no respetamos al Parlament, no podemos pedir que nadie lo respete” ha lamentado el ecosocialista, quien además se ha dirigido a ERC para recordarles que “existe mayoría social para hacer posible otros presupuestos más sociales, pero para eso ustedes tendrán que enterrar el procesismo liberal”.

El portavoz de C’s, Carlos Carrizosa, ha anunciado el voto contrario de su grupo porque se trata de unas cuentas “no para salir de la crisis sino para salir de España y Europa”. Unos presupuestos que, además de ser inconstitucionales según el CGE, son “opacos” ha denunciado Carrizosa. El portavoz naranja ha señalado, en este sentido, la partida de 130 millones de euros para catástrofes naturales –“esperan muchas lluvias o un terremoto provocado por ustedes” ha ironizado- o los 400 millones de diversos departamentos para la “burbuja informática”, es decir, para el CTTI, que la oposición sospecha que servirán para la creación de bases de datos fiscales en previsión del futuro estado catalán.

Por su parte, Alicia Romero ha preguntado a JxSí por qué van a cumplir la disposición adicional 31, de convocatoria del referéndum, que ha recordado que no estaba en el programa electoral de JxSí, y no cumplen con los compromisos que sí adquirieron en materia de políticas sociales. “Lo que tendrían que hacer es gobernar, aprobar los presupuestos y aplicarlos”. Unos presupuestos en los que se han aprobado 1.200 enmiendas de la oposición en el trámite de comisiones que demuestran, como ha señalado la socialista, la debilidad del gobierno soberanista.

Las críticas más duras han llegado, sin embargo, de las filas del PP, cuyo portavoz, Alejandro Fernández, se ha mostrado convencido de que estos “no serán los últimos presupuestos autonómicos pero sí los últimos del procesismo”. Tras reiterar que el PP votará en contra de las cuentas y las recurrirá ante el Constitucional si mantienen la partida del referéndum, Fernández ha lamentado que “tendremos un presupuesto que no da seguridad jurídica porque es inconstitucional, que no da solución a los problemas de los catalanes y que no servirá para impedir que Cataluña siga siendo la comunidad con menos inversión per cápita en sanidad y donde se cobran más impuestos”.

Mas y Puigdemont son la única disidencia del mundo que va en coche oficial y cobra 120.000 euros anuales vitalicios”

Fernández ha ironizado además con las últimas crisis en el seno de JxSí y la falta de liderazgo en el PDCat, para concluir con un demoledor repaso al discurso victimista de un partido del que ha recordado que “lo ha pactado todo con los diferentes gobiernos de España en los últimos cuarenta años”. Una advertencia a la que ha añadido que Carles Puigdemont y Artur Mas “son la única disidencia del mundo que va en coche oficial y cobra 120.000 euros anuales vitalicios”.