La comparecencia del ex director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, ha llegado a momentos extremos durante la intervención del dirigente de ERC Gabriel Rufián en la Comisión de investigación sobre las escuchas llevadas a cabo en el ministerio del Interior durante el mandato del ex ministro Jorge Fernández Díaz.

El político catalán ha lanzado una batería de preguntas con un tono desafiante que se ha visto correspondido por De Alfonso. En diez minutos de intervención, el presidente de la Comisión, Mikel Legarda, del PNV, le ha llamado la atención hasta en cinco ocasiones y ha acabado por amenazar con expulsar de la sala a Rufián, que se ha referido al compareciente como «mamporrero», «gallo», «conspirador» o «gángster».

Gabriel Rufián acusa a De Alfonso de «no tener vergüenza»

Las primeras palabras de Gabriel Rufián han dado muestra de lo que sería el resto de su intervención. «A usted, que es creyente, le recuerdo antes de que empiece el octavo mandamiento: no mentirás», ha advertido, justo antes de lanzar su primera pregunta. «¿Le da vergüenza estar hoy aquí?». «En absoluto»; ha respondido De Alfonso. «No tenemos vergüenza», le ha recriminado el diputado de ERC al ex director de la Oficina Antifraude, que no ha tardado en replicar. «¿Le da a usted?», a lo que Rufián ha contestado que «yo estoy aquí por usted». «El que está aquí por usted soy yo, que me han citado. Si no, no estaría aquí», ha reseñado De Alfonso. «De hecho ha intentado no venir», ha comentado el diputado catalán, soliviantando al compareciente, que se ha mostrado visiblemente molesto: «¡Eso es mentira!».

En este punto, el interrogado ha pedido el amparo a Legarda. «Me está insultando señor presidente, si esto no lo corta, ya le he dicho que no estoy dispuesto», ha señalado De Alfonso, que ha aprovechado para dejar caer que Rufián «hace honor a su nombre». Un comentario que tampoco ha quedado sin respuesta por parte del diputado: «Es usted muy original».

En su segunda pregunta -ha planteado ocho cuestiones en total-, Rufián ha terminado acusando directamente a De Alfonso por delitos de corrupción: «La corrupción es usted», ha llegado a asegurar. El presidente de la Comisión le ha pedido en este punto «que no excite la reunión más allá de lo razonable». Pero el intercambio de acusaciones no había hecho más que empezar. «Esto será divertido», ha comentado Rufián acto seguido.

Usted era un mamporrero más del ministro», ha acusado Rufián

«¿Es usted un conspirador?», ha sido otra de los interrogantes del político de ERC, que ocupó más tiempo en las preguntas y comentarios que el invertido por De Alfonso en contestar. «Se demostró que usted era un mamporrero más del ministro…», deslizó Rufián en otra de sus preguntas, obligando a la autoridad de la Comisión a volver a intervenir para recordarle el artículo que rige las comparecencias por el que hay que velar por salvaguadar «el respeto, la intimidad y el honor de las personas”. «Cambiemos mamporrero por lacayo, igual mejor», ha reaccionado Rufián.

Después de las preguntas, Rufián se dispuso a hacer «un par de comentarios». «Entonces no tengo que contestar», ha observado molesto De Alfonso, a la vez que bajaba el micrófono. El coportavoz de ERC ha utilizado una cita para su particular despedida: «Hasta pronto gángster, nos vemos en el infierno».

«¿Tengo que pedir perdón porque me llamen gilipollas?»

La segunda parte de la Comisión de Investigación, con la intervención del ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha continuado en la misma línea durante la intervención de Rufián, que en esta ocasión se presentaba como víctima de los asistentes del PP a la comisión, a quien se refirió en varias ocasiones como «holligans«.

«¿A qué se refería con eso de ‘el presidente lo sabe? ¿Cuán profunda es la madriguera de conejo?», le ha interpelado el representante catalán a Fernández Díaz. «No fue verdad, fue una licencia que yo me permití y, si él quería mi confianza, no le voy a negar que yo quería la suya», ha admitido el ex ministro. «¿Me está diciendo que fue un farol, una sobrada?», le reprendió Rufián, que consiguió la claudicación del interrogado: «No le voy a contradecir».

Parece esto el Bernabéu», ha señalado Rufián tras los aplausos de los populares

En otro punto de la comparecencia, Fernández Díaz ha retado a Rufián cuando éste le preguntaba por la expresión que supuestamente aparecía en la grabación «busca busca que la Fiscalía te la afina». Una expresión que el ex ministro ha negado rotundamente. «Yo no dije eso nunca, ¿está dispuesto a someterse a un dictamen pericial que pruebe que yo no dije eso y se compromete a pedir disculpas si no es verdad?», ha respondido el compareciente. «No está dispuesto, señal de que usted sabe que miente», ha rematado el ex titular de Interior. Un punto de la intervención en el que los populares han aplaudido en su asiento. «Parece esto el Bernabéu», ha observado con sorna Rufián, antes de que rechazar el órdago. «Entiendo que hay alguien con una voz muy parecida a la suya».

Una situación que se repitió en varias ocasiones durante los 15 minutos de intervención del catalán, en los que Rufián fue el que pidió el amparo del presidente Legarda. «Si puede calmar a los hoolligans se lo agradecería», señaló. Este comentario llegó después de preguntarle al ministro «por qué organizaban reuniones para conspirar», y Fernández Díaz le reprochara que hiciera «preguntas sobre premisas falsas». Tras esta respuesta, los diputados del PP allí presentes volvieron a aplaudir entre comentarios y murmullos, y Rufián espetó: «Igual tengo que pedir perdón porque se me llame gilipollas».