El Parlamento vasco ha aprobado una declaración de apoyo al proceso de desarme de ETA que culminará el sábado en Bayona y que ha contado con el respaldo de todos los partidos políticos a excepción del PP. El debate de la propuesta ha vivido momentos de enfrentamiento entre el presidente de los populares vascos y el representante de EH Bildu, Julen Arzuaga, quien ha asegurado que tras el desarme de la banda terrorista del día 8 “ETA será una organización inocua”.

El líder del PP en Euskadi, Alfonso Alonso, ha recriminado al portavoz de la izquierda abertzale que se refiera a ETA como una organización “inocua” cuando a partir del desarme no habrá desaparecido “la idea por la que ETA mataba”: “Esa idea aún no ha sido derrotada y por tanto no hay lugar para la comodidad, queda mucho trabajo por hacer. Tampoco terminará cuando se disuelva”. Alonso ha criticado que el Parlamento Vasco apruebe una iniciativa en la que se respalda el proceso de desarme, la intervención de los mediadores civiles y se insta a los gobiernos de España y Francia a “coadyudar”.

Ha calificado de “humillante” que una cámara parlamentaria se preste a “camuflar una derrota” como la que considera que se escenificará el sábado en Bayona y a hacer “propaganda” a la banda sin que ni siquiera se le exija condenar su pasado. Junto a ello, ha asegurado que rechaza la imagen de todos los dirigentes de los partidos políticos vascos, a excepción del PP, ayer respaldando un manifiesto de apoyo al desarme y que Otegi calificó como un día “triste”: “Hemos tenido muchos días más tristes que ese., señor Otegi”, ha señalado Alonso.

En el turno de EH Bildu, que ha apoyado la iniciativa presentada por PNV y PSE, su portavoz, Julen Arzuaga, ha subrayado que lo que sucederá el sábado “es una buena noticia” ya que a partir del día 8 de este mes ETA “pasará de las palabras a los hechos y se convertirá en una organización inocua, sin riesgo para nada ni nadie”. Arzuaga, que ha afirmado que será un acto 2histórico” porque se cierra “un ciclo viejo y se abre un ciclo nuevo”, ha recordado la propuesta de EH Bildu que basaba sobre cuatro ejes la necesidad de afrontar el nuevo tiempo sin ETA. Ha señalado que uno de los primeros puntos para propiciar un nuevo tiempo de convivencia pasaba por el desarme de ETA y que a partir de ahora confía en que se produzcan avances en los otros tres ámbitos, “el reconocimiento de las víctimas de todas las violencias, una solución para los pesos y los exiliados y la desmilitarización de Euskal Herria”.

“No se busca la verdad sino la venganza”

El representante de la izquierda abertzale también ha reprobado al PP que cuando se habla de la necesidad de esclarecer los crímenes y de exigirle a ETA que dé pasos para ello, “no se busca la verdad, se busca imponer castigo, una actitud de venganza que dificulta la convivencia para este pueblo”.

Desde el PNV, Joseba Egibar se ha preguntado por las razones que han llevado a ETA a desarmarse, “¿por qué ahora y no antes?”. Ha recordado que la banda terrorista “debe a este pueblo la paz y el respeto y ha llegado el día para que pida perdón”.

Desde el PSE, José Antonio Pastor, ha recordado a quienes fueron los verdaderos “artesanos de la paz” y se enfrentaron a la violencia de ETA, “se atrevieron a dar un paso al frente y no se escondieron”. Ha recordado a las víctimas y quienes “a pesar de sabernos señalados nos quedamos”: “Ellos y ellas son los verdaderos artesanos de la paz, los obreros de la memoria, los arquitectos de la convivencia”. Ha afirmado que ETA no merece “ni un solo aplauso, no le debemos nada y ella nos debe todo”.

Por último, Elkarrekin Podemos ha apelado a la necesidad de cerrar una etapa y hacerlo reconociendo “que matar estuvo mal” y ha invitado al conjunto de la sociedad a “reflexionar sin reproches ni ajustes de cuentas” el próximo sábado para avanzar hacia una deslegitimación plena de la violencia.