El portavoz de la Comisión Internacional de Verificadores (CIV), Ram Manikkalingam ha confirmado a las 9.00 horas de esta mañana que ETA le ha entregado la localización de ocho zulos que controla y en los que deposita armas, munición y explosivos. Los llamados artesanos de la paz han revelado que se trata de 3.000 kilos de explosivos, alrededor de 120 armas de fuego además de munición. También han señalado que la localización del arsenal no está íntegramente en el País Vasco francés.

Además, los mediadores han asegurado que hay 172 voluntarios para formalizar la entrega efectiva de las armas de las ocho localizaciones dadas.

Durante una comparecencia celebrada esta mañana en el Ayuntamiento de Bayona, el representante del grupo de verificadores ha relatado cómo uno de los denominados “artesanos de la paz”, Jean René Etcheberry le ha entregado, en presencia de dos testigos de la iglesia católica, al arzobispo de Bolonia y un representante de la Iglesia Metodista de Irlanda del Norte, el listado de los lugares donde están almacenado el arsenal de ETA.

Manikkallingam ha dado por verificado y confirmado el desarme de ETA y ha subrayado que de modo inmediato se han puesto a disposición de las autoridades francesas “pertinentes” a las que corresponderá  su captura y retirada.

El portavoz de la CIV ha agradecido de modo personal el papel llevado a cabo en este proceso por el lehendakari Iñigo Urkullu, así como su Gobierno y el ejecutivo de Navarra de Uxue Barkos. Ha relatado cómo la implicación de la sociedad civil en el desarme de ETA convierten el caso vasco en un “modo inédito de desarme”.

Manikkallingam ha recordado cómo ETA dio su primer paso, el cese de su actividad armada en octubre de 2011 y de acuerdo a lo establecido en los acuerdos de Aiete, ahora lo culmina con la entrega de sus armas. El CIV ha recordado como en enero de 2014 ETA ya les hizo entrega de una parte de su arsenal y que ahora se completa con el resto del material del que aún disponía la banda terrorista.

A las 13.00 horas el lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu quien el pasado miércoles se reunió junto a la presidenta de Navarra con representantes de los verificadores internacionales ha realizado una rueda de prensa. Urkullu se ha implicado directamente en este proceso en el que se ofreció a ejercer como puente para facilitarlo. ETA agradeció de modo particular la implicación del Ejecutivo vasco.

El lehendakari del Gobierno Vasco ha dicho hoy que «la confirmación del desarme» es «un paso fundamental» en la desaparición de ETA, pero ha destacado que «el camino prosigue» hacia «una convivencia normalizada, ahora en un escenario mejor».

Urkullu ha valorado la entrega, esta mañana a las autoridades francesas, de la localización de ocho depósitos de armamento de ETA, en una comparecencia sin preguntas que ha ofrecido en la sede del ejecutivo autonómico en San Sebastián, junto al coordinador de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam.