Egipto ha sido golpeado en la mañana del domingo por un doble ataque terrorista. Un atentado suicida en la Iglesia de San Jorge, en Tanta, ha dejado al menos 26 muertos. La ciudad se encuentra a 90% kilómetros de la capital del país, El Cairo.

Un segundo atentado suicida ha sido perpetrado en la Catedral de San Marcos de Alejandría, donde el Papa Teodoro II participaba en el acto religioso. El suicida ha causado al menos once muertos en las inmediaciones de lugar.

Los ataques coinciden con la celebración del Domingo de Ramos en la comunidad copta, que representa un 10% de los 85 millones de habitantes del país árabe, informa Europa Press.

Condena del Gobierno

El Gobierno ha expresado hoy su más rotunda condena a los «cobardes atentados». A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo traslada también sus más sentidas condolencias a los familiares de los fallecidos y sus sinceros deseos de una pronta recuperación de los heridos.

El Gobierno reitera su condena «de toda clase de terrorismo y de manifestación de odio por motivos religiosos» y expresa su «decidido apoyo a las autoridades egipcias en su lucha contra el terrorismo y confía en que los autores de este crimen respondan ante la justicia».

También el Papa Francisco ha expresado su dolor y ha mostrado sus condolencias al Papa Tawadros y a toda la nación de Egipto. Este atentado se produce sólo 20 días antes de la visita que el líder religioso tiene previsto realizar a Egipto los próximos 28 y 29 de abril.

«Que el Señor convierta el corazón de los que siembran violencia y muerte y también el de aquellos que hacen y fabrican armas», ha señalado durante el ángelus que ha rezado tras presidir la misa del Domingo de Ramos en la plaza de San Pedro.