El Ejército estadounidense ha lanzado sobre el este de Afganistán la bomba no nuclear más potente de su arsenal, la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast bomb (MOAB), de 10.000 kilos de peso, según han confirmado este jueves fuentes militares implicadas en la operación a la cadena estadounidense CNN.

La bomba fue arrojada contra túneles de Estado Islámico en la provincia afgana de Nangarhar, desde un avión MC-130 comandado por un cuerpo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea.

Se trata de la primera vez que este artefacto, conocido coloquialmente como “la madre de todas las bombas”, ha sido empleado en operaciones de combate.