El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, detenido este miércoles en el marco de la Operación Lezo, fue alertado por un miembro del Gobierno de que su teléfono estaba ‘pinchado’. Así lo sospechan fuentes de la investigación, que hace dos meses tuvieron constancia del ‘chivatazo’ puesto que en una de las grabaciones que han sido incorporadas a la instrucción se alude a ello. Se desconoce la identidad del político ‘popular’ que le alertó, según informa eldiario.es. Ignacio González ha pasado la noche en el calabozo y declarará mañana.

El juez Eloy Velasco investiga presuntos delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios. Es decir, si desviaron fondos del Canal, entidad pública presidida por González entre 2003 y 2012, para enriquecerse.

Durante todo el miércoles, hasta las 19.15 horas, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han registrado el domicilio del ex mandatario madrileño en una exclusiva urbanización de Aravaca, en Madrid, búsqueda en la que se han utilizado incluso perros especializados en detección de dinero.

Terminada la búsqueda en su casa, los investigadores se han desplazado al despacho de González, que ha pasado la noche en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Además de Ignacio González, está detenido su hermano Pablo, directivo de Mercasa, empresa pública cuya sede ha sido registrada.

Se da la circunstancia de que los jueces José de la Mata y Velasco se han coordinado para desarrollar sendas operaciones contra Mercasa y contra el Canal de Isabel II, dado que esta última investigación afecta tangencialmente a la primera empresa.

Los agentes de la UCO no solo han registrado el domicilio y el despacho de Ignacio González. También lo ha hecho en la sede del Canal; en Subastas Segre, presidida por Lourdes Cavero, mujer del ex presidente madrileño e investigada en la causa; en Urbaser, empresa ya investigada en el caso Púnica, o en Auditel.

El nuevo Fiscal Jefe Anticorrupción, Manuel Moix, intentó este martes que no tuviera lugar uno de los registros, según informa la Cadena Ser. Para ello contó con el aval del propio Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, a quien le pareció “muy bien” la decisión, según ha confesado el propio Moix a la emisora. Éste ordenó por escrito a los fiscales del caso que no ejecutaran uno de los registros que iba a tener lugar en solo unas horas, algo a lo que se opuso la mayoría de fiscales, por lo que Moix tuvo que rectificar.

Operación Lezo

Además del ex presidente de la Comunidad de Madrid, otras 12 personas han sido detenidas y siete de ellas han pasado a disposición judicial. Uno de ellos, el hombre clave de la trama, es Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado hombre fuerte de González en Latinoamérica y cesado hace un año como presidente de Inassa, filial colombiana del Canal, que gestiona contratos de agua en el resto de países sudamericanos.

Ha sido arrestada también María Fernanda Richmond, ex directora financiera del Canal, así como el hermano del ex presidente y director de Operaciones de la empresa pública Mercasa, Pablo González, detenido por participar en un supuesto amaño de contratos públicos. No es el único familiar de González arrestado, ya que también se encuentra su cuñado Juan José Caballero por su vinculación en la trama familiar.

El empresario brasileño Sebastiao Cristovam, fundador de Emissao Engenharia e Construçoes y Diego García Arias, gerente de Inassa, cierran la lista de detenciones. Para éste último se ha decretado una orden de extradición al estar radicado en Colombia.

Y en esas pesquisas, además de las detenciones y registros ordenados, el juez ha citado como testigos a cinco personas, incluida la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el consejero de Presidencia y responsable del Canal, Ángel Garrido.

A Garrido le ha tomado declaración por la tarde en la Consejería de Presidencia, mientras que a Cifuentes le ha entregado las preguntas para que conteste por escrito, como permite la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La denuncia de la Comunidad de Madrid

Ellos llevaron a la Fiscalía en julio de 2016 sus sospechas sobre las presuntas prácticas fraudulentas en la gestión del Canal en la etapa anterior. La Fiscalía Anticorrupción investigaba los hechos desde octubre de 2015, pero en verano del año pasado se judicializó el caso.

Poco después de la presentación de esa denuncia, el actual presidente del Canal de Isabel II, Ángel Garrido, ordenó el cierre de una decena de empresas que en Latinoamérica tenían poca actividad o ésta no se correspondía con las relativas al ciclo integral del agua.

Una de esas empresas fue la brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, en este caso comprada en 2013. Según una denuncia presentada este mismo año por PSOE, Podemos y Ciudadanos, la empresa Emissao se compró por 21,4 millones de euros, un mes después su patrimonio neto era de 10,6 millones y otro año después tan solo de 5,3 millones.

Otra de las medidas que tomó el Gobierno de Cifuentes fue cesar a Edmundo Rodríguez Sobrino como responsable de la filial del Canal en Latinoamérica al aparecer su nombre en los «papeles de Panamá».

Los otros citados por el juez como testigos son la jefa de Gabinete de Cifuentes, Marisa González, el actual director general del Canal, Rafael Prieto, y el presidente del grupo Atresmedia y de Planeta, José Crehueras.

Los tres han declarado este miércoles mañana. Ni Marisa González ni Rafael Prieto han querido hacer declaraciones a la salida de la Audiencia Nacional por tratarse de un caso que está bajo secreto sumarial, pero el responsable del Canal ha confirmado que ha explicado al juez la información que en su día aportó a la Fiscalía.

Casals y Marhuenda, en la Audiencia este jueves

El juez también ha citado como investigados al director de La Razón, Francisco Marhuenda, y al presidente de este mismo periódico, Mauricio Casals, a quienes tomará testimonio el jueves. Edmundo Rodríguez Sobrino es consejero de Audiovisual Española 2000, editora de ese periódico.

Está previsto que también comiencen a comparecer ante el juez algunos de los arrestados en esta operación, que ha supuesto la suspensión de militancia de González en el PP.