El concejal José Luis Martínez-Almeida sustituirá a Esperanza Aguirre como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid tras la dimisión de ésta, al haber sido elegido para este cargo con los votos a favor de la mayoría de los 20 ediles de su grupo. Martínez-Almeida, número tres de la lista con la que el PP se presentó a las elecciones municipales, se había postulado para relevar a Aguirre junto con el edil de su grupo y portavoz adjunto Íñigo Henríquez de Luna.

La votación ha tenido lugar en el Edificio de Grupos Municipales, donde los 20 ediles populares -Luis Miguel Boto aún no tomado acta como concejal- han votado en urna mediante voto secreto tras escuchar a ambos candidatos durante cinco minutos cada uno. Para designar a Martínez-Almeida como portavoz del Grupo ha sido necesaria una única votación en la que éste ha obtenido 10 votos favorables. El otro candidato, Íñigo Henríquez de Luna, ha obtenido ocho, y se han contabilizado dos votos en blanco.

Respecto a qué papel ejercerá ahora Henríquez de Luna, el ya portavoz de los populares, José Luis Martínez-Almeida, ha indicado que por su parte, «seguirá siendo el portavoz adjunto», ya que «sin él no tendría la misma capacidad de actuación».

Ambos manifestaron su interés en suceder a Aguirre en el Pleno municipal celebrado el pasado martes, un día después de la dimisión de la popular, que dijo sentirse «engañada y traicionada» por Ignacio González, quien fuera su mano derecha y su sucesor en la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

José Luis Martínez-Almeida era el candidato que cobijaba discretamente el apoyo de Génova y del PP madrileño, mientras que Íñigo Henríquez de Luna era un hombre leal a Esperanza Aguirre y un patanegra de los populares en la comunidad con muchos amigos dentro del partido.

El candidato idóneo parecía Henríquez de Luna hasta la irrupción de Martínez-Almeida, cuyo porte (alto funcionario, cara aniñada, rubio, un desconocido en la política) ha podido jugar en su favor. “Tiene una cabeza increíble. Lee un papel y sabe soltar al instante lo que lee con brillantez”, dice un compañero.

Almeida era el candidato que cobijaba discretamente el apoyo de Génova y del PP madrileño

En la votación no sólo han podido influir las virtudes de Martínez-Almeida, sino la mochila que arrastra Henríquez de Luna. Primero, porque amagó con presentarse contra Cristina Cifuentes, a la que acusó públicamente de vetar a concejales en una reunión del PP de Madrid. Segundo, porque ha alardeado públicamente de ser el primero en pedir primarias desde el Congreso de Valencia de 2008 (Aguirre entonces apenas lo conocía). Tercero, porque fue el jefe de campaña de la lideresa recién caída en desgracia. Y cuarto y condicionante más importante, porque fue portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid durante la etapa de Ignacio González, que estos días duerme en la cárcel de Soto del Real por su implicación en la Operación Lezo.

José Luis Martínez-Almeida

Nació en Madrid en 1975. Licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE), es abogado del Estado desde 2001. Ejerció de abogado del Estado en Gerona (2001-2002), como Jefe de la Abogacía del Estado en Toledo (2002-2003), y en Abogacía del Estado en Madrid en el Tribunal Superior de Justicia (2003-2007). En concreto, ante los Juzgados de lo Social y en la Sala de lo Contencioso Administrativo.

En 2007 ocupó el puesto de Director General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid hasta 2011. Entre los años 2011 y 2013 fue Secretario General del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid. Desde septiembre de 2013 hasta abril de 2014, Secretario General del Consejo de Administración de SEPI Desarrollo Empresarial (SEPIDES), asumiendo también la Dirección de la Asesoría Jurídica.

En abril de 2014 es nombrado por acuerdo del Consejo de Ministros Director de la División Jurídico Institucional de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.