Isabel González, diputada en la Asamblea de Madrid y hermana del ex presidente Ignacio Gonzalez, encarcelado en el desarrollo de las investigaciones de la operación Lezo, ha reconocido este jueves que dejará su cargo si resulta finalmente imputada. “He firmado un código ético, obviamente”, ha dicho.

La portavoz adjunta del PP, cuyo esposo esposo, Juan José Caballero, pudo eludir la prisión previo pago de una fianza de 100.000 euros, ha negado haber “conspirado para paralizar” la investigación judicial a este último y ha dicho que cumplirá el código ético firmado por los diputados populares por el cual se comprometen a dimitir por un caso de corrupción. “Al hilo de unas informaciones que han aparecido en algunos medios de comunicación en los últimos días que afirmaban que yo había conspirado para paralizar una investigación judicial que se estaba llevando a cabo, decirles que esto no es en absoluto verdad”, ha manifestado González en la sede de la Asamblea.

“Lo que sucedió fue que apareció en un medio de comunicación una información en la que decía que mi hermano estaba probablemente siendo investigado, ante la angustia que esto me produjo y la preocupación, pues por supuesto se lo transmití a mi hermano, como creo que hubiera hecho cualquier persona en mis mismas circunstancias”, ha explicado.