No es fácil la posición del portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafa Hernando. Dada la exigua mayoría con la que su partido tiene que afrontar las tareas parlamentarias, debe hacer todos los días un ejercicio de funambulismo. Ni siquiera ayuda la existencia de un socio mayoritario como Ciudadanos que parece darle más disgustos que satisfacciones. «Rivera tendrá que explicar porque se aplica con tanto afán contra el PP y cómo pacta y es tan permisivo con los señores de Podemos», afirma. Y añade: «Me parece lamentable que haya pactado con Podemos y con el PSOE un acuerdo para que no se investiguen sus cuentas y tapar sus vergüenzas». Presupuestos, comisión de investigación de las finanzas del PP, moción de censura…. nada escapa a sus competencias.

Pregunta. -¿Les preocupa el punto y medio en intención de voto que pierden en el último CIS?

Respuesta. –Muestran un momento coyuntural. Lo importante es el conjunto global y las valoraciones que se realizan en todas las encuestas, incluida en esta, en que el PP sigue siendo el partido que tiene, con diferencia y a mucha distancia, el mayor apoyo de los ciudadanos. Es evidente que hemos pasado etapas que han sido complejas por los escándalos de corrupción y que han sido percibidos como un elemento de desafección por parte de muchos ciudadanos, sin tener en cuenta que gracias a un Gobierno que no interviene sobre la justicia ahora no se tapa nada. Quien la hace la paga, y gracias a las reformas legislativas todos los corruptos van a a tener que devolver hasta el ultimo céntimo.

P. -¿Quiere decir que si hubiera coincidido con la «operación Lezo» habrían sido más castigados?

R. -Ya estábamos con casos como el de Murcia. Lo que los ciudadanos perciben es que cuando hay problemas reales de corrupción la gente acaba en la cárcel. Lo que hace falta es que algunos no lo usen para envolver todo en un debate que lo único que hace es deslegitimar las instituciones. En Murcia se ha producido una deslegitimación de la institución en base a una posición de Ciudadanos absolutamente errónea y contradictoria con la que mantiene en otros territorios de España como Granada o Andalucía. El sondeo se hace cuando se hace y luego el tiempo pone a cada uno en su lugar.

Ciudadanos está deslegitimando las instituciones usando procesos judiciales»

P. -¿Dice que Ciudadanos está deslegitimando las instituciones?, ¿no sube en los sondeos porque se la percibe como regeneradora?

R. -Nada tiene que ver la regeneración democrática con muchas de las cuestiones que está planteando Ciudadanos. Sencillamente tiene que ver con la desestabilización de la política y del PP en base al uso de procesos judiciales. Aquí en el Parlamento se han puesto todos de acuerdo para investigar las cuentas del PP, que son unas finanzas que ya han sido investigadas por los jueces, a cambio de tapar una investigación sobre las finanzas de Ciudadanos, Podemos y PSOE.  Se ha formado un triunvirato para tapar la financiación, que en algunos casos ya sabemos que es ilegal, de algunas de esas formaciones. Rivera tendrá que explicar porqué se aplica con tanto afán contra el PP y cómo pacta y es tan permisivo con los señores de Podemos, a los cuales en su día acusó de estar financiados por Venezuela.

P. -¿Se sienten traicionados por Ciudadanos, que no descarta pedir la comparecencia de Rajoy en la comisión parlamentaria?

R. –Las comparecencias están por decidir. Lo que me parece lamentable es que haya pactado con Podemos y con el PSOE un acuerdo para tapar sus vergüenzas, cuando hay evidencias, en base a los informes del Tribunal de Cuentas, de que esas tres formaciones han tenido problemas en la financiación de sus campañas electorales.

P. -Se suponía que esa investigación la iban a promover ustedes en la comisión del Senado.

R. -Lo intentaremos hacer en el Senado pero lo suyo hubiera sido hacerlo aquí.

P. -¿Temen la comparecencia de Rajoy?

R. – No tenemos ningún problema. Somos los que hemos impulsado la lucha contra la corrupción cayera quien cayera y ha caído gente del PP y de otras formaciones políticas. Aquí no se ha tapado a nadie en virtud de su pertenencia a una formación política o familia importante o en base a un nivel de renta.

El PSOE es partidario también de limitar la acusación popular»

P. -¿No tiene un alto coste político que Rajoy declare por la Gürtel?

R. –No porque es una contribución natural con un proceso de justicia. Aquí lo que se ha producido es un uso perverso de la acusación popular, que está alentada por IU y por el PSOE. Lo han intentado tres veces. A la cuarta el tribunal ha cambiado de posición. Nosotros respetamos las decisiones de los tribunales porque queremos que se esclarezca la verdad. ¿Era necesario?, creo que no porque no tiene nada que decir sobre el asunto que se trata. Cuando le pregunten qué sabe de la campaña de Pozuelo o de Majadahonda de las elecciones de 2003 responderá que no sabe nada.

P. -¿Están negociando con el PSOE limitar la acusación popular?

R. -Todo el mundo es consciente de que la acusación popular se usa como un elemento de chantaje, para obtener ventaja, en algunos casos económica, como pasó con Ausbank, o con criterios puramente políticos. En Murcia ha habido 103 casos de denuncias realizadas por  acusaciones populares, manejadas por el PSOE en la sombra, que han sido desestimadas por los jueces. Y sobre esto es necesario hacer una reflexión.

P. -¿Y el PSOE está en ello?

R. -El PSOE, por mis conversaciones, es partidario también de buscar una limitación a la acusación popular. Hemos visto el caso reciente del ayuntamiento de Madrid, donde la formación que gobierna ha dedicado fondos municipales para encargar querellas «ad hoc» contra personas que fueron dirigentes del PP tras desestimar informes de los técnicos municipales que no decían lo que ellos querían. Eso es prevaricación. Se busca un despacho que se paga con dinero público para presentar una querella con el objetivo de desacreditar al PP y eso es un grave peligro.

Se ha iniciado una caza de brujas contra Moix por intentar poner orden en la Fiscalía»

P. -¿Tienen los días contados el fiscal Manuel Moix y el secretario de Estado José Antonio Nieto?

R. -No. El fiscal Anticorrupción es un gran profesional y tiene los días que tiene el mandato. Es un nombramiento aprobado por el Consejo Fiscal y no como cuando gobernaba el PSOE, que llenaba las fiscalías de personas afines que no tenían el respaldo del Consejo. Por eso hoy, cuando uno mira quiénes son los que dirigen los puestos más importantes en las distintas fiscalías de toda España, resulta que el 60 por ciento de los puestos de responsabilidad están dirigidos por personas que pertenecen a la Unión Progresista de Fiscales, cuando apenas llega al 18 por ciento de los afiliados. El PSOE se aplicó a colonizar la fiscalías más importantes con fiscales afines. Ahora el criterio se toma en base a las propuestas del Consejo. Y como el señor Moix intenta poner orden en la Fiscalía  y darle mayor eficacia y contundencia, algunos se han puesto nerviosos y han iniciado una campaña de caza de brujas con difamaciones.

P. -¿Y el caso de Nieto?

R. -Ha dado todas las explicaciones. Son claras y evidentes. Lo que pasa que hay gente que le gusta enredar y convertir España en un estado de sospecha porque cree que eso le va bien políticamente.

P. -¿No tienen la sensación de que podrían haber hecho algo antes contra Ignacio González, que había rumores, sospechas…?

R. -Le quitamos de las listas…

Al que mete la mano, cuando se tiene evidencia, se le corta, pierde los atributos»

P. -Pero si hubieran tenido constancia de alguna irregularidad debieran haberlo llevado a los tribunales.

R. -No teníamos constancia de ningún delito. Lo que hicimos fue, ante unas sospechas, consultarlo  con él. Es lo mismo que hicieron medios de comunicación que tenían informaciones que no publicaron porque no pudieron contrastar. No las pudimos contrastar, pero las sospechas nos llevaron a tomar una decisión  y fue que el señor González no fuera candidato, que no repitiera en las listas del PP. Después Cifuentes denunció en virtud del análisis de las cuentas del Canal. Eso no lo hizo el PSOE ni Podemos ni C´s. Lo deplorable es que se intente usar este caso contra el PP como el de las tarjetas black cuando fue el Gobierno y el FROB los que denunciaron esas prácticas. En algunos casos puede que nos hayamos equivocado, que ha habido gente del PP que ha metido la mano, pero al que mete la mano, cuando se tiene evidencia, se le corta la mano, pierde los atributos. Y tiene que devolver el dinero y eso no pasaba antes.

P.– ¿Confía que salgan delante los Presupuestos?

R. –Creo que sí y aunque algunos han intentado desestabilizar ese acuerdo, no lo han conseguido. Que España tenga presupuestos es bueno para la estabilidad en términos de confianza y de crecimiento y, por tanto, hemos intentado llegar a un acuerdo con todos. Hay gente que lo que quiere es confundir, enturbiar, el cuanto peor mejor. No se están saliendo con la suya.

P. -¿Cuánto va a costar el apoyo del señor Quevedo?

R. -Hemos llegado a unos acuerdos con Coalición Canaria que son muy beneficiosos para las islas. Queremos saber qué precisa el señor Quevedo y si pueden ser mejorables, lo veremos. Pero sus enmiendas no están, en mi opinión, bien planteadas. Son 460 millones de euros contra un fondo de contingencias que solo comprende 15 millones.

A la moción de Igleias no se van a unir ni el PSOE de Díaz ni el de López ni el de Sánchez»

P. -¿Se han entregado con armas y bagajes al PNV?

R. – Se han sacado las cosas de quicio. Se analizan los Presupuestos trocito a trocito, sin ver el conjunto. Me resulta chocante ver a la señora Díaz quejarse del acuerdo, por la sencilla razón de que antes negociamos con las comunidades un acuerdo para proporcionarlas 5.300 millones de euros más para Educación y Sanidad. Ese pacto fue el techo de gasto, pero ahí no estaba incluido el País vasco. Llegará el AVE, pero en el año 2023 igual que va a llegar a Almería, que es el fin del corredor del Mediterráneo. Se han dado cifras que nada tienen que ver con la realidad.

P. -¿Temen que el PSOE se sume a la anunciada moción de censura si gana Pedro Sánchez?

R. -Para presentar una moción se necesitan tres cosas: primero, tener diputados suficientes, y Podemos los tiene; segundo, tener un candidato, que no sé si lo tiene y, tercero, tener un programa razonable y creíble que ya le digo que no lo va a tener. A eso no se va a unir ni el PSOE de Díaz ni el de Patxi López ni el del señor Sánchez, salvo que cambien mucho las cosas. Es un verdadero disparate unirse al circo de Podemos. Debe montarse un numerito para no perder protagonismo y no le está yendo bien en las encuestas.

P. -¿El triunfo de Sánchez acortaría la legislatura?

R. -No tiene porqué. Como no sé muy bien lo que pretende el señor Sánchez, porque ha venido cambiando de opinión en distintas ocasiones , habrá que ver. Si es que gana, que no lo veo fácil, tendrá que decir qué es lo que quiere hacer. Si quiere convertir al PSOE en una sucursal de Podemos, está en su legítimo derecho, pero sería hacerse el harakiri.

P. -Convocar elecciones aprovechando la debilidad del adversario les iría bien.

R. -En lo que estamos es en trabajar para consolidar lo que hemos conseguido hasta ahora.