El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exhibirá su faceta más conciliadora en el inminente discurso sobre seguridad regional y extremismo que pronunciará este domingo en Arabia Saudí, donde llamará a los países árabes a que asuman la responsabilidad principal de combatir al terrorismo sin esperar a la intervención estadounidense.

“El objetivo de Estados Unidos es la construcción de una coalición de naciones que compartan el mismo objetivo: aplastar el terrorismo”, según extractos del discurso avanzados por la agencia de noticias Reuters. “No es una batalla entre diferentes confesiones, sectas o civilizaciones: es una batalla del bien contra el mal”, declarará, según informa Europa Press.

No estamos aquí para dar lecciones, no estamos aquí para decir a otros cómo vivir, qué hacer, quién ser o a quién adorar”

De acuerdo con la doctrina nacionalista que Trump ha planteado durante su campaña, el presidente estadounidense solicitará a los líderes árabes que “cumplan con su parte” y asuman “la carga” que representa la lucha contra el terrorismo, sin esperar que “el poder de Estados Unidos sea el que destruya al enemigo que éste representa”.

Para ello, el presidente Trump pedirá a estos líderes que “se enfrenten con franqueza a la crisis del extremismo islamista y a los grupos terroristas islamistas que (esta crisis) inspira”. Estados Unidos, a cambio, se compromete a respetar por completo las creencias, culturas y comportamientos en el mundo musulmán.

“No estamos aquí para dar lecciones, no estamos aquí para decir a otros cómo vivir, qué hacer, quién ser o a quién adorar”, según los extractos de su discurso.