El ejército británico y la policía de Manchester han respondido este jueves a una amenaza en la zona de Hulme, después de haber recibido un aviso cerca de las 11 de la mañana. Una unidad de artificieros se ha dirigido también al lugar, aunque aún no han trascendido más detalles sobre la situación. Pasadas las 12:30 de la mañana, la Policía ha confirmado que se trataba de un paquete sospechoso y una falsa alarma. El cordón de seguridad ha sido retirado y la zona ha sido declarada segura.

La policía de Manchester había confirmado previamente que se estaba produciendo un «incidente» en la calle Linby, que permaneció cortada más de una hora junto a sus calles adyacentes: Jackson Street y Mancunian Way. Linby Street, situada en el exterior del Ring Road que circunvala la ciudad, es una zona residencial de viviendas unifamiliares. Según las primeras informaciones, la amenaza se habría producido en el Castlefield Campus, un centro de asistencia para niños de entre 10 y 11 años con problemas sociales, emocionales o de salud mental.

Testigos de la escena han narrado a los medios locales que más de media docena de coches de policía han aparecido en la escena esta mañana, con los agentes ordenando a los ciudadanos introducirse en sus hogares y gritando: «Pónganse a cubierto».

Se da la circunstancia de que al mismo tiempo al que se producía la intervención, la ciudad de Manchester homenajeaba a las víctimas del atentado del lunes con un multitudinario minuto de silencio. El Gobierno británico, que ha elevado el nivel de amenaza de ‘severo’ a ‘crítico’ tras el atentado suicida del Manchester Arena, celebrará una nueva reunión del gabinete de crisis Cobra este jueves.

Los servicios de inteligencia británicos temen que Salman Abedi, el terrorista suicida de 22 años que se inmoló el lunes a la salida del concierto de Ariana Grande, matando a 22 personas e hiriendo a otras 59, no actuaba solo sino que era parte de una célula mayor. Hasta el momento, las fuerzas de seguridad han efectuado ocho detenciones conectadas con el ataque, entre ellas las del padre y el hermano de Abedi.