El PNV quiere más. El balance del proceso de negociación de 2017, aún reciente, es positivo pero insuficiente, consideran en Sabin Etxea. Hoy el presidente de los nacionalistas vasco, Andoni Ortuzar ha reconocido que su partido está dispuesto a negociar también las cuentas de 2018 con Rajoy. Incluso ha avanzado que buscar contraprestación por un nuevo apoyo del PNV a los presupuestos generales del Estado será sólo cuestión de elegir dentro de una “larga lista” que el PNV tiene elaborada. Se trata de aspectos y demandas que en su opinión se “adeudan” a Euskadi desde hace tiempo: “Se nos adeudan todavía a este país muchas cosas que son nuestras y que ya deberíamos tener”, ha asegurado esta mañana.

El dirigente nacionalista vasco ha afirmado que las demandas que en su opinión se podrían plantear en una futura negociación presupuestaria son numerosas y “sólo habría que ir escogiendo”. Ortuzar no ha detallado cuáles serán las prioritarias, si bien en el PNV de modo reiterado se han citado cuestiones como la gestión de prisiones, el régimen económico de la Seguridad Social, además de la transferencia de la treintena de materias que consideran que siguen pendientes para completar el Estatuto de Gernika.

“Se nos adeudan todavía a este país muchas cosas que son nuestras y que ya deberíamos tener”.

Durante un acto en la Fundación Sabino Arana, y ante los principales cargos de su partido, Ortuzar ha mostrado la disposición de su formación a iniciar “desde cero” un segundo proceso de negociación con el PP. Ha subrayado que en este tipo de situaciones la clave pasa por conocer la disposición de “quien tiene que dar”, en referencia al Gobierno de Rajoy, y que por ahora el PNV desconoce. No oculta que la victoria de Pedro Sánchez en el PSOE puede incidir en el “esquema” de situación que se había hecho el PP y por tanto incluir en su disposición en la búsqueda de acuerdos futuros. Sí ha insistido en que la negociación “del 18 será una nueva historia, empezaremos de cero”.

«Sanar» a la sociedad vasca del estrés de ETA

Ortuzar se ha felicitado por el acuerdo alcanzado recientemente y considera que el conjunto de la sociedad vasca ha comprendido que se haya alcanzado. Ha lamentado los ataques “injustos y desenfocados” que contra el acuerdo se han lanzado desde formaciones como EH Bildu y Elkarrekin Podemos, “retratan más a quien lo hace que a nosotros”.

En una conferencia titulada PNV: raíz y brote de la nación vasca, el dirigente del EBB también se ha referido a las aspiraciones soberanistas del pueblo vasco. En este aspecto ha apelado a la necesidad de cerrar previamente “el estrés” generado por 50 años de violencia de ETA y lograr “sanar” a la sociedad vasca. En el Parlamento Vasco la ponencia de autogobierno será el marco en el que el PNV promoverá las nuevas aspiraciones en clave de autogobierno por las que luchará y que tras su acuerdo con el PSE pasan por un pacto de amplio consenso y dentro del marco legal.

Con Navarra hay que ser muy respetuosos, que es lo que no han sido con nosotros, con el sentimiento vasco en Navarra»

El presidente del PNV también ha hecho referencias a la polémica suscitada en Navarra en torno a la bandera de la Comunidad Foral y la Ikurriña. En relación a quienes el pasado sábado se manifestaron en defensa de la enseña navarra y en contra de lo que consideran una “imposición” de la ikurriña –tras la anulación de la ley de símbolos de 2003 que lo impedía- ha apelado al respeto de todas las posiciones. Ortuzar ha insistido en que se debe ser “muy respetuoso” con la parte de la sociedad navarra que manifiesta un sentimiento “exclusivamente navarrista”. Cree que la ikurriña en ningún momento se puede concebir como “una bandera de imposición para nadie”: “Con Navarra hay que ser muy respetuosos, que es lo que no han sido con nosotros, con el sentimiento vasco en Navarra a lo largo de estos años”. El dirigente nacionalista ha añadido que “te puede gustar, chocar más o menos que el sentimiento de alguien, para expresarlo suponga la negación de otro”, algo que no ve “sano” pero ante lo que reclama respeto.

Por otro lado, el lehendakari Iñigo Urkullu ha vuelto a reiterar su deseo de reunirse con el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ha lamentado que pese a haberle trasladado por la vía formal y por escrito su deseo aún éste no se haya materializado en un encuentro bilateral entre ambos mandatarios. Urkullu ha dicho desconocer las causas por las que Rajoy desoye su petición de reunión.