La defensa del secretario tercero de la Mesa del Parlament, Joan Josep Nuet (CSQP), ha pedido al pleno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que deje sin efecto su declaración de este lunes como investigado y redacte una nueva resolución en que motive las razones de su imputación.

Quique Leiva, abogado de Joan Josep Nuet, ha presentado un recurso de apelación dirigido a la sala del TSJC, al que ha tenido acceso Efe, en el que le pide que revoque la providencia por la que fue citado como investigado por la magistrada Maria Eugènia Alegret, a raíz de una querella de la Fiscalía en la que ésta no le acusaba.

La defensa de Nuet ya presentó un recurso a la propia Alegret en contra de su citación como investigado, aduciendo que para imputar a un aforado contra quien la Fiscalía ni siquiera se ha querellado se requiere un auto que así lo argumente, no una mera providencia fijando la fecha para que el diputado declare.

En su recurso de apelación al pleno del TSJC, integrado por los magistrados que componen la sala civil y penal, el abogado de Nuet exige una resolución que motive «si debe ser incoado procedimiento» contra Nuet en su calidad de aforado».

El abogado responde además en su escrito los argumentos que esgrimió Alegret cuando rechazó su primer recurso contra su imputación, en un auto en el que manifestó su extrañeza por que el diputado alegara desconocer los hechos que se le imputaban, «cuando públicamente habría hecho gala de su conocimiento».

Según el letrado, «efectivamente» Nuet conocía el contenido de la querella, ya que por su condición de representante de una fuerza política parlamentaria «se ve en la obligación» de «analizar en profundidad» una cuestión de «tanta relevancia en la política catalana». «Lo extraño por tanto no hubiera sido que el señor Nuet alegue desconocimiento del contenido de la querella, alegación que en momento alguno vertió, sino que hubiera parlamentario catalán alguno que pueda en la actualidad aducir desconocimiento de su contenido sin poner en tela de juicio su propio mandato político», añade el escrito de la defensa.

Un acto motivado

El abogado de Nuet insiste en que la citación de un aforado investigado debe formalizarse mediante un acto motivado, especialmente teniendo en cuenta que «se está abriendo un escenario que en términos políticos y sociales es abiertamente delicado y sensible».

Para el letrado, ese requisito es «más que deseable, exigible», al tratarse de «personas de relevancia pública» y de una «situación político institucional extremadamente compleja» y dado que la imputación «orilla, o cuanto menos encorseta, el principio de inviolabilidad parlamentaria».

Quique Leiva argumenta también que debe ser la sala de admisiones del TSJC, y no la magistrada instructora en solitario, quien motive la imputación de su cliente, puesto que a ese órgano corresponde resolver «tan trascendental cuestión que afecta a un representante de la soberanía popular por mandato político».