La policía francesa ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad en la zona de los Campos Elíseos después de que un coche se estrellase a primera hora de esta tarde con un furgón policial, sin causar víctimas mortales ni entre las fuerzas de seguridad ni entre los ciudadanos. El conductor del vehículo, según han informado fuentes gubernamentales, “probablemente” está muerto.

Las autoridades francesas han confirmado que el incidente se ha tratado de una acción “deliberada” y que el conductor portaba armas, cartuchos y una bombona de gas. La fiscalía parisina ya ha abierto una investigación tratando el incidente como un probable acto de terrorismo.

“La situación está controlada, no hay heridos entre las fuerzas del orden y entre el público”, ha confirmado la prefectura de Policía a través de un mensaje en la red social Twitter.