El Gobierno de Iñigo Urkullu ha reclamado al Ejecutivo de Mariano Rajoy que “abra la puerta” a un proceso de diálogo para completar la transferencia de las competencias pendientes del Estatuto de Autonomía de Gernika, en especial las referidas a la gestión de las prisiones, el Régimen Económico de la Seguridad Social y la gestión de los ferrocarriles, competencia del Estado, a su paso por Euskadi. La petición del Ejecutivo compuesto por PNV y el PSE llega en los días previos al inicio del proceso de negociación de cara a los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2018. La primera prueba de la continuidad del apoyo del PNV se verá con la aprobación del techo de gasto prevista para comienzos del mes de julio y para el que será necesario el respaldo del PNV. El ministro Cristóbal Montoro ya ha contactado con la formación nacionalista para negociar la cuestión.

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka ha recordado al Gobierno del PP que el cumplimiento “íntegro” del Estatuto, -para cuyo cumplimiento pleno el PNV y el PSE detallan hasta una treintena de competencias- es una cuestión “prioritaria” y pendiente que debe ser abordada de inmediato. Ha señalado que solicitan el “inicio de conversaciones” a tal fin para proceder a “las negociaciones necesarias”. Erkoreka subraya que para ello no sólo hará falta que Rajoy y su Gobierno muestren “voluntad” suficiente sino también “que por parte del PP se abra la puerta a esa posibilidad”.

Erkoreka asegura que Rajoy debe «recuperar» y cumplir la cesión de ferrocarriles a Euskadi comprometida por Zapatero en 2011

Si hasta ahora las prioridades se han establecido en dos materias, prisiones y el Regimen Económico de la Seguridad Social, a las que en el acuerdo de coalición PNV y PSE concede preferencia, esta mañana el portavoz del Gobierno de Urkullu ha incorporado una tercera materia: la competencia de la gestión de ferrocarriles.

Erkoreka ha recordado que en 2011 el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero cerró un acuerdo presupuestario con el PNV para aprobar las cuentas de ese ejercicio y que a modo de “contraprestación” se comprometió a ceder la competencia de ferrocarriles al País Vasco. Sin embargo, el posterior adelanto electoral acordado por el PSOE frustró que se cumpliera ese compromiso al negarse el nuevo Gobierno de Rajoy a llevar a cabo lo pactado. “No acabamos de comprender por qué una transferencia era posible para el Gobierno central en 2011 y esa misma transferencia después es descartada por el Gobierno que le sucede”. Erkoreka ha afirmado que para los próximos meses los procesos de negociación incorporarán el cumplimento de este compromiso heredado de tiempos de Zapatero ya que es “recuperable” por tratarse de una cuestión “pendiente a la que no va a renunciar el Gobierno vasco”.

«Caja única compatible» con la cesión a Euskadi

Respecto a la cesión del Régimen Económico de la Seguridad Social, el Ejecutivo vasco recuerda que se trata de un punto recogido en el Estatuto de Autonomía desde 1979 y que incluso viene acompañado de una disposición adicional en la que se detalla el modo en el que debería procederse a su cesión a Euskadi. Erkoreka ha asegurado que la cesión debería ser “compatible” con no romper la “caja única de la seguridad social” y a ello urgen al Gobierno del PP para negociar una fórmula adecuada. “No se ha hecho ni el más mínimo esfuerzo para cerrar un punto de encuentro que haga factible la no ruptura de la caja única con la asunción de la gestión por parte de Euskadi”.

Precisamente en materia de ferrocarriles Erkoreka se ha mostrado crítico con el anuncio hecho ayer por el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en relación al trazado del AVE que conectará el ramal del TAV vasco con el AVE procedente de Burgos. Ha subrayado que de un primer análisis de la propuesta hecha pública se han “constatado deficiencias” que son “motivo de preocupación”. La primera de ellas se refiere a que el trazado tan sólo contempla estructuras para transporte de viajeros y no de mercancías, lo que no garantizaría la conexión con el puerto seco de Jundiz, en Álava, “algo que es irrenunciable”.

El Gobierno se muestra crítico con el enlace del AVE entre Burgos y Vitoria: «La vía de mercancías es irrenunciable»

Por todo ello, el Gobierno vasco cree que es urgente revitalizar una comisión mixta de transferencias para poder completar de modo total el cumplimiento del Estatuto de Gernika, aprobado hace casi cuarenta años. Hace sólo unos días el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, también se refirió a esta cuestión asegurando que el desarrollo total del Estatuto de Gernika será una cuestión esencial en los próximos procesos de negociación presupuestaria que se inicien de cara a recabar el apoyo de su formación por parte del PP.

El anuncio del nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez de explorar posibles mayorías alternativas para desbancar al PP del poder ha vuelto a resucitar el fantasma de una alianza multipartita alternativa en la que el PNV podría jugar un papel esencial. Por el momento los nacionalistas han descartado sumarse a una opción de este tipo por no verla con mimbres consistentes. El próximo día 20 de julio Sánchez visita Euskadi donde mantendrá un encuentro con el lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.