El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), las dos organizaciones más representantivas, han desmentido este miércoles que pidieran al Ayuntamiento de Madrid que no se colgara una pancarta en el edificio de la antigua sede de Correos para honrar la memoria de Miguel Ángel Blanco, en contra de lo que ha mantenido públicamente Manuela Carmena.

El Consistorio desplegará desplegará una pancarta en recuerdo del ex concejal del PP en Ermua (Vizcaya) para homenajear a todas la víctimas del terrorismo, pero no la colgará en la citada sede como le pidió por escrito el Movimiento contra la Intolerancia. En declaraciones a Carlos Alsina en Onda Cero, la regidora ha explicado que las propias asociaciones de víctimas estaban de acuerdo y que son ellas las que “piden no particularizar”.

Apenas una hora después de su intervención en la emisora de radio, Covite ha censurado a la alcaldesa de Madrid. En una nota, el colectivo de víctimas del País Vasco le ha replicado que en ningún momento le trasladaron esa posición contraria y le recuerdan que homenajear al concejal del PP asesinado hace ahora 20 años es “recordar a todas las víctimas del terrorismo”. También ha salido al paso la AVT, organización que aglutina a más de 4.500 víctimas. “Nosotros no nos hemos dirigido al Ayuntamiento”, ha desvelado un portavoz de la organización a preguntas de El Independiente.

La alcaldesa de Madrid había justificado poco antes su decisión inicial afirmando que en el Ayuntamiento se ponen carteles “con carácter general, sin particularizar en nadie, y el día que corresponda”, por lo que, para homenajear a las víctimas del terrorismo, ve más adecuado “situar una pancarta el día que se conmemora a estas víctimas y no hoy”. “Nunca se cuelgan pancartas así en ningún edificio oficial. ¿Por qué sí en el Ayuntamiento de Madrid?”, ha cuestionado en declaraciones al programa Mas de uno. El consistorio madrileño desplegó una bandera arco iris durante la semana del World Pride y desde hace meses en el edificio de su sede hay una pancarta que reza “Welcome Refugees” como muestra de que los refugiados son bienvenidos en la capital. Pero este homenaje en concreto es diferente porque, ha puntualizado, no se refiere a las víctimas del terrorismo en general sino que cita un nombre concreto, el de Miguel Ángel Blanco. “Que nuestros edificios públicos tengan pancartas con todos los sucesos que ocurren no es razonable”, ha señalado.

Un ‘símbolo’ que representa a todos

Desde Covite le recuerdan a la primera edil de Madrid que no es esa la posición que ellos defienden ya que recordar lo sucedido con Blanco no sólo supone honrar la memoria de todas las víctimas sino que además supone poner en valor “un símbolo” como lo fue Miguel Angel Blanco y la reacción que generó su asesinato en la lucha contra el terrorismo. Para Covite, recordar su figura y lo que ella representa es necesario para que las nuevas generaciones de españoles vean en él la unidad de “los demócratas contra la radicalización violenta” y se preserve el mensaje de cómo todo un país se “posicionó contra ETA”. A ello añaden que la presencia de representantes de EH Bildu en el acto de homenaje ayer en Ermua, “formación que justifica el terrorismo” evidencia más que nunca la necesidad de “construir una memoria sólida que blinde a las nuevas generaciones del cinismo de los herederos de ETA”.

Para Covite homenajear a Miguel Angel Blanco se justicia por simbolizar “la unidad de los demócratas contra la radicalización violenta”

Finalmente, tras el revuelo que ha provocado su rechazo inicial, este miércoles se celebrará un homenaje por el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA con el lema “En el 20 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, Madrid con todas las víctimas del terrorismo”. Será ese el momento en que se despliegue la pancarta.

Por su parte, la sede del Gobierno regional madrileño, la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, ha amanecido hoy con una pancarta en su fachada en recuerdo del concejal del PP con la frase “Madrid no te olvida”. Se trata del “homenaje de todos los madrileños” a Blanco “en recuerdo de su muerte, hace veinte años, a manos de la banda terrorista ETA”, dice la Comunidad en una nota de prensa. “El Ejecutivo de Cristina Cifuentes quiere recoger el sentir de millones de españoles que mostraron la más fuerte repulsa contra el asesinato de este inocente y que contribuyeron a fortalecer la lucha contra el terrorismo”, dice la nota.

El PNV se justifica: “No se buscó nuestra firma”

Por otro lado, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha defendido hoy la negativa de su grupo a suscribir la declaración institucional que con motivo del vigésimo aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco se intentó cerrar ayer en el Congreso. La propuesta no salió al negarse EH Bildu y el PNV a apoyarla y contar sólo con el respaldo de PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos. Esteban ha justificado en razones de procedimiento y forma la posición de su formación. Ha puesto en duda que el texto institucional “buscara la firma” de la formación jeltzale.

Esteban ha lamentado las palabras de Marimar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua asesinado por ETA, quien ha asegurado que el PNV ha mantenido, en esta cuestión, la “posición equidistante y ambigua” que adoptó tras el Pacto de Lizarra. “A Marimar la respeto como víctima, no tengo nada que decir, pero creo que son una declaraciones tremendamente injustas, porque no creo que el PNV haya sido nunca equidistante”, ha respondido en declaraciones a TVE.

Los nacionalistas aseguran que no se contó con ellos en la redacción del manifiesto hasta última hora y tras negociarlo el resto de partidos

Tras recordar que dirigentes del PNV participaron ayer en el acto de homenaje a Miguel Angel Blanco en Ermua, el portavoz de la formación nacionalista ha cuestionado el modo en el que se contó con el PNV para formar parte de la declaración institucional. Ha apuntado que la primera comunicación que le llegó al respecto fue “a través de un papel de una secretaria” a su secretaria, a la una y media de la de la tarde. Un texto que aún debería ser “trabajado” para poder apoyarlo. No fue hasta las ocho menos cuarto de la tarde cuando recibió, según ha relatado Esteban, el primer contacto de un dirigente del PP planteando un segundo texto que a su vez ya contaba con las firmas de otros partidos políticos. “De manera que habían estado negociando sin decirnos a nosotros nada, habían estado llegando a un texto que se entrega firmado”, ha añadido. En su opinión, si la intención es “buscar el consenso, no se trabajan las cosas así”: “La verdad es que a mí me sorprendió, y me sorprendió desagradablemente”.