Antonio Ledezma ha sido liberado por las autoridades venezolanas y ya se encuentra en su domicilio, en condición de arresto domiciliario, según ha revelado este viernes su esposa, Mitzy Capriles, a través de su cuenta de twitter. Por el momento no se tienen noticias de la liberación de Leopoldo López y su esposa, Lilian Tintori, asegura no tener noticias de él.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) irrumpieron en la madrugada del martes en casa de Ledezma y se lo llevaron sin dar explicaciones. Horas después, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aclaró que le fue revocado el arresto domiciliario por violar las condiciones en las que se le concedió. A este respecto, esgrimió que ha hecho «proselitismo político» y que además planeaba fugarse.

«Esto es un invento más del Gobierno venezolano», aclaró Capriles. Sobre el supuesto riesgo de fuga, reveló que, aunque «ha tenido la oportunidad de hacerlo, jamás le pasó por la cabeza, porque quiere seguir luchando por la democracia desde su propio país».

Respecto a la acusación de «proselitismo político», la mujer de Ledezma consideró que «marca la pauta de que en Venezuela no hay democracia». «Está preso por pensar diferente y va a seguir pensando diferente, cada día más. Imagínese lo que significa para un hombre comprometido, como Antonio, no poder decir lo que piensa».

Ledezma fue detenido por primera vez en 2015 cuando era alcalde de Caracas. Estuvo cuatro meses en Ramo Verde y rápidamente le fue concedido el arresto domiciliario por motivos de salud. En las últimas semanas, había difundido varios vídeos de protesta. Su mujer ha contado que fue apresado por el SEBIN «pocos minutos después» de que grabara uno.

El ex primer edil capitalino estaba en la misma situación que Leopoldo López. También fue arrestado por el SEBIN en la madrugada del martes, cuando apenas llevaba un mes en arresto domiciliario, por los motivos señalados por el TSJ. López, detenido desde 2014, fue condenado a casi 14 por incitar a la violencia en las revueltas contra Maduro de ese año.

Su familia ha denunciado que no sabe «nada» de él desde que el pasado martes fue internado de nuevo en la cárcel militar de Ramo Verde, a raíz de la revocación del arresto domiciliario por un supuesto plan de fuga.

«Tenemos 58 horas sin saber nada de Leopoldo, desde que la dictadura se lo llevó no sabemos nada de él», ha lamentado su esposa, Lilian Tintori, en su cuenta de Twitter. «No sabemos cómo está, nadie lo ha visto», ni siquiera sus abogados, ha denunciado.