Apenas ha pegado ojo desde que recibiera una llamada desde Caracas con la mala nueva. Su marido, el alcalde metropolitano de Caracas, electo y reelecto, como le gusta recordar a Mitzy Capriles, ha sido forzado por agentes del Sebin (inteligencia militar) a salir de su arresto domiciliario. La víspera, Antonio Ledezma emitió un vídeo en el que denunciaba el «fraude» de la Constituyente de la «tiranía» de Nicolás Maduro y llamaba también a la autocrítica de la oposición. «Asumido todos los riesgos, he decidido enviar este mensaje a todos los venezolanos y a la comunidad internacional: lo ocurrido el domingo no nos sorprende, era un fraude más que cantado».

 

Desde Madrid, Mitzy Capriles, su esposa desde hace 34 años, narra su angustia. «Antonio ha sido secuestrado. Es una dictadura de la que podemos esperar cualquier cosa. Por eso hago un llamado a la comunidad internacional para que tengan en cuenta de que en Venezuela rige ahora una narcodictadura y Antonio Ledezma, Leopoldo López, y todos los presos políticos están expuestos a su escarnio», señala pocas horas después de saber que su marido ahora está en manos del Sebin. A López también se le llevaron funcionarios del Sebin en la madrugada, según ha denunciado su esposa, Lilian Tintori. 

Hago un llamado a la comunidad internacional para que denuncien que en Venezuela rige ahora una narcodictadura», dice Mitzy Capriles

Le ha impresionado a Mitzy Capriles ver cómo le arrestan a la fuerza. Un testigo grabó un vídeo que deja constancia de cómo se resistió. Su esposa recuerda que Antonio Ledezma estaba bajo arresto domiciliario por razones de salud, pues tuvo unas hernias, consecuencia de las condiciones carcelarias. «Es un hombre digno, un demócrata, que ha dedicado su vida a ser útil a su país. Nada de lo que le acusaban es cierto», añade.

Atribuye esta medida de fuerza la nerviosismo del régimen en estas últimas horas tras el aislamiento internacional y la resistencia en las calles. «Ellos están exacerbadamente nerviosos. Pero las voces de Antonio Ledezma y de otros valientes como él no van a conseguir callarlas», remarca esta mujer entregada a la causa opositora. «El régimen no quiere que la gente hable y denuncie que Venezuela es una narcodictadura. Lo que he aprendido en estos 34 años al lado de Antonio Ledezma es a no tener miedo por mí, sólo tengo miedo a perder mi país, Venezuela», añade.

Lo que he aprendido con Antonio Ledezma es a no tener miedo, sólo tengo miedo a perder mi país», dice Mitzy Capriles

Desde Madrid, donde aún no sabe cuánto tiempo se quedará pero con ganas de volver a Caracas, Mitzy Capriles insiste en que es vital que «la comunidad internacional nos tienda la mano en estos «. Muchos países lo han hecho y no han reconocido la Constituyente, entre ellos España, y gran parte de América Latina. EEUU ha ido más lejos y ha aprobado sanciones directas contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El domingo, cuando aún se votaba en Caracas y la oposición se manifestaba en Madrid y otras ciudades españolas, Mitzy Capriles mantenía una conversación con El Independiente. Vimos en la Plaza de Colón, en un plantón organizado por Un mundo sin mordazas y a la que acudieron representantes de la Mesa de la Unidad Democrática en España, cómo todos querían hacerse selfies con ella, que se dejaba  querer especialmente por los más jóvenes, en quienes ve encarnada la nueva Venezuela que tantos añoran.  Sostenía Mitzy Capriles que Maduro se había hecho «el harakiri con la Constituyente».

Pregunta.- Una vez consumado el voto a la Asamblea Nacional Constituyente este domingo, ¿cuál debe ser la hoja de ruta de la oposición?

Respuesta.- Es la misma ruta que hemos venido manteniendo. Estamos tras la búsqueda de elecciones libres. Nos arrebataron el revocatorio. Pedimos que suelten a todos los presos políticos. Hay casi 500 presos políticos en este supuesto país democrático, según el Foro Penal venezolano. Hay gente que por ondear su bandera es arrestada. Nosotros buscamos la libertad.

P.- ¿No será más difícil ahora esta lucha? ¿Temen que aumente la represión?

R.-  La represión ya se está produciendo. Están violentando el derecho a vivir en paz y en libertad, nuestros derechos constitucionales. Al venezolano no le está permitido disentir. A Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, después de más de dos años preso, le piden 26 años y medio de cárcel, pero hasta ahora no pueden demostrar ninguna de las 12 acusaciones que le atribuyen. Todo es mentira.

P.- Con la Constituyente en marcha, aún será más complicado dentro de Venezuela. ¿Qué esperanza tienen en que el proceso se pueda parar?

R.- Está aumentando el número de gente y de países en el mundo que se une a la lucha y que no aceptan la Constituyente. Hasta Suiza se ha rebelado. Según ellos, hasta hace nada la Constitución venezolana era la mejor del mundo, pero ahora no la quieren. Maduro tiene balas pero no votos y por eso no se quiso medir con nosotros, la oposición demócrata del país. El supuesto diálogo con Zapatero fue falso. No quiere medirse con nosotros.

Maduro tiene balas pero no votos y por eso no quiere medirse con nosotros, la oposición demócrata del país»

P.- ¿Qué le parece la mediación del ex presidente de gobierno español en Venezuela?

R.- Considero que un país hermano como es España es una lástima que esté mal representado por alguien que nunca ha sido imparcial. No ha sido interlocutor de las dos partes, es íntimo amigo de Maduro. Demostró que estuvo allí para negociar con la oposición pero con la intención del gobierno. Venezuela se está desangrando pero sigue en la calle, los demócratas estamos y seguimos en la calle. Maduro se burla del pueblo. Eso es lo grave.

P.- ¿Qué puede hacer la comunidad internacional que sea efectivo?

R.- Hoy frente a la comunidad internacional se ha bautizado como el gran déspota y el gran tirano de Latinoamérica. Lo que están haciendo muchos países, al no reconocer la Constituyente ahora, ayuda. El oxígeno después de muerto no sirve de nada. Maduro se ha cerrado las puertas internacionalmente, al menos de los países demócratas y serios del mundo entero. Cuanto más lo conocen más lo condenan.

Un país como España está mal representado con Zapatero, que nunca ha sido imparcial, es íntimo de Maduro»

P.- ¿Está a favor de sanciones como las que promueve Estados Unidos, por ejemplo?

R.- Como venezolana que soy, amante de mi país de donde no me voy a ir, estoy a favor de lo que signifique sancionar al gobierno de Maduro, lo que no significa sanciones para el pueblo. Pero si en ello va que nosotros como pueblo tengamos que sufrir un poco más, lo veo bien.

P.- ¿Cree que Maduro caerá a corto plazo? ¿Hay riesgo de que tomen el poder chavistas más radicales?

R.- A muy corto plazo. Hoy se ha terminado de hacer su harakiri. Tienen mucho que esconder y se han refugiado en la matanza. Vamos a ver cuántos muertos más quiere Maduro.

El próximo gobierno ha de ser inclusivo, hemos de unirnos todos, salvo quienes tengan delitos de lesa humanidad»

P.- ¿Cree que la salida a esta crisis vendrá por un gobierno de unidad nacional?

R.- Los chavistas están abriéndose el paso para salir al actuar como lo hacen en el día a día. Nosotros estamos dispuestos a hablar para ver las condiciones de salida de Maduro. La mayoría de venezolanos no quiere ya a Maduro como presidente. Antonio Ledezma insiste en que el próximo gobierno ha de ser inclusivo. Venezuela ha de ser inclusiva. Hemos de unirnos todos, salvo con quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad.