Podemos Castilla-La Mancha pactó su entrada en el Gobierno de Emiliano García Page a cambio de aprobarle los presupuestos de 2017. El debate sobre las cuentas se saldó la semana pasada con duras acusaciones de los diputados regionales del PP, que se refirieron a los dirigentes morados como «delincuentes y pederastas». Ahora, Podemos amenaza con no asistir al debate de estos presupuestos si los populares no se retractan. De esta forma, el partido de Pablo Iglesias amaga con retirarse de un debate especialmente delicado, en el que tendrían que defender su voto a favor a unas cuentas de las que están en contra.

Los dos diputados del Grupo Parlamentario Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha han mostrado su intención de no participar en la sesión de la Comisión de Presupuestos que se retoma este lunes si la diputada del PP Ana Guarinos «no se retracta» de sus palabras vertidas el pasado viernes, en las que acusaba a la formación morada de ser un partido «lleno de delincuentes y pederastas». La diputada morada y secretaria de Organización regional del partido, María Díaz, ha tomado la palabra brevemente para exigir una «retractación pública» de Ana Guarinos, quien para ellos «está desacreditada para participar en cualquier debate político». «Por parte de este grupo no vamos a debatir con un partido desacreditado públicamente», ha finalizado su intervención.

Díaz ya amenazó la semana pasada con acudir a los tribunales en el caso de que los populares manchegos no se retractaran. Una rectificación que no tiene visos de llegar y que, en caso de que no se produzca, evitará a los morados participar del debate de los presupuestos, aunque previsiblemente sí acudan a la votación, donde votarán a favor según el acuerdo alcanzado con García-Page.

La diputada del PP Lola Merino ha tomado seguidamente la palabra para recordar a Podemos que la «legitimidad política» del PP la recibieron de «la inmensa mayoría de los ciudadanos castellano-manchegos» en las pasadas elecciones autonómicas. En este punto, ha afeado a Podemos que no hayan querido utilizar su turno de palabra pero sí se dediquen a «interrumpir» el turno de los ‘populares’.

Tras el turno del PP, la socialista Blanca Fernández ha pedido «amparo» a la Presidencia de la Comisión ante las «mentiras, infamias y calumnias» de Merino. «Esta Comisión está convocada para hablar sobre los presupuestos, no para hablar de lo que se antoje al PP sin estar en el orden del día y usando indiscriminadamente el tiempo de uso de la palabra», ha dicho Fernández, quien ha añadido que los diputados, en virtud del reglamento, «serán llamados al orden cuando hagan comentarios ofensivos contra el decoro de la Cámara».

La portavoz del PSOE ha dicho que desde su grupo se podría hablar de que en el PP «hay tres condenados por pederastia, otros dos por tráfico de drogas, varios por estafas y distintos delitos y 800 imputados por corrupción». «Pero no vamos a decirlo, porque entendemos que en una organización se puede colar todo tipo de gente, incluso psicópatas de este tipo. Pero no queremos utilizarlo para decir que el PP es un partido de pederastas, porque sería una gran mentira y falta de respeto», ha abundado.