La rebaja del IVA del cine del 21% al 10% será una de las condiciones que Ciudadanos impondrá al Gobierno a la hora de recabar el respaldo de la formación naranja para aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

Así lo ha confirmado el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en una entrevista a Europa Press en la que asegura que, si bien aún no han definido qué condiciones plantearán en la negociación con el Ejecutivo –espera que ésta se inice en septiembre–, en ella estará la rebaja fiscal del cine.

«Va a ser una de las condiciones que estén en esa mesa de negociación por parte de Ciudadanos», asegura Villegas, que recuerda que en los Presupuestos de 2017 «ya se consiguió que se bajara el IVA para los espectáculos en directo».

En la tramitación de los Presupuestos de este año, Ciudadanos rechazó la inclusión de una enmienda del PDeCAT –apoyada por PSOE, Unidos Podemos, ERC, Compromís y EH Bildu– para extender al cine dicha rebaja fiscal, argumentando en ese momento su portavoz de Cultura, Marta Rivera, que existía un compromiso del Gobierno para incluirla en las cuentas de 2018.

«Hubo, de alguna forma, un compromiso de que el IVA del cine se estudiaría más adelante y yo creo que el más adelante va a ser en los Presupuestos de 2018», explica, meses después, el dirigente de Ciudadanos.

Precisamente, otra rebaja fiscal era la única condición planteada hasta ahora por su formación: la del IRPF, dirigida a colectivos vulnerables y rentas más bajas, pactada para poder aprobar los objetivos de estabilidad y el techo de gasto en el Congreso. «Eso sí que es una condición que va a estar en los Presupuestos», subraya Villegas.

Sin embargo, la minoría de los ‘populares’ en la Cámara Baja no acaba tras el respaldo de Ciudadanos, pues el Ejecutivo de Mariano Rajoy precisa de más fuerzas políticas para aunar más apoyos que rechazos. La más numerosa tras la formación naranja es el PNV, que con cinco diputados ya consiguió en 2017 una importante mejora a la hora de calcular el ‘cupo’ del Régimen Foral de su comunidad.

Entre las reclamaciones al Gobierno que, según varias informaciones, los nacionalistas vascos han decidido plantear para dar su apoyo a las cuentas de 2018, está la transferencia de la gestión de las prisiones, la Seguridad Social o el sistema ferroviario, algo que Villegas rechaza no solo como posibilidad, sino que se incluya tales cuestiones en una negociación presupuestaria.

«A nosotros nos parece mal, y lo hemos dicho siempre, que se negocien cosas que no están dentro del mismo Presupuesto», asevera el dirigente de Ciudadanos, que cree que la negociación de competencias territoriales debería excluirse del ámbito presupuestario.

«Cruzar negociaciones de competencias o cualquier otra negociación con la negociación presupuestaria es algo a lo que los viejos partidos están habituados, porque es lo que han hecho durante 30 años, pero no creemos que el resultado sea bueno», critica.

En este sentido, Villegas pide «a los viejos partidos, en este caso al PNV y al PP, a cambiar esos viejos hábitos que tienen», y que «no se crucen esas negociaciones». «Creemos que es una fórmula mala que nos ha llevado a un desarrollo de las CCAA caótico y poco planificado. No creemos que sea una buena forma de negociar», concluye.