El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha aceptado la personación como acusación particular en el caso Lezo de la Comunidad de Madrid y del ente público del Canal de Isabel II por en su «condición de perjudicado». Este caso, por el que está en prisión sin fianza el expresidente madrileño Ignacio González, investiga la supuesta trama de corrupción en el Canal de Isabel II.

En el auto, al que ha tenido acceso Efe, el juez señala que «en todo delito por el que se perjudican los intereses patrimoniales de una administración pública, esencialmente el delito de malversación, el perjuicio que se ocasiona irradia sus efectos en el conjunto de la ciudadanía, a la que se priva de recursos públicos».

Autorizados por un ‘interés directo’

A continuación, establece que la Comunidad de Madrid, como partícipe en el Canal, «tiene un interés directo que le autoriza a actuar como acusación particular e instar directamente la protección de los intereses patrimoniales de los ciudadanos de Madrid».

Por todo ello, el juez autoriza la personación de la Comunidad de Madrid y del Canal en las piezas 1, 2 y 5 del caso Lezo, una resolución contra la que cabe recurso de reforma en el plazo de tres días desde la fecha del auto, el pasado 18 de agosto.

Fuentes del Gobierno regional han destaco a Efe que es la tercera vez que la Comunidad de Madrid se persona en un caso en defensa de los intereses de los madrileños «y dentro de su defensa de tolerancia cero contra la corrupción», después de hacerlo en la Púnica y la Gürtel.