Los Mossos d’Esquadra han encontrado un cinturón explosivo con carga real en la casa de Alcanar donde la célula que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils tenía su base. En este caso, el aparato sería operativo y no simulado, como en el caso de los cinco terroristas abatidos en Cambrils o el de Younes Abouyaaqoub, que también portaba un cinturón falso en el momento de su captura, en Subirats.

Según han explicado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, han hallado este instrumento en el sótano del inmueble, situado en el número F9 de la urbanización Montecarlo de Alcanar Platja.

En este inmueble, en el que se produjo una explosión el 16 de agosto en la que falleció el presunto cerebro del atentado, Abdelbaki Es Satty, se encontraron también gran cantidad de bombonas de butano, y productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de clavos para ser usados como metralla y pulsadores.

Así consta en el auto del Juzgado central de instrucción 4 de la Audiencia Nacional, que este martes envió a prisión provisional a dos de los cuatro detenidos por su presunta implicación en los atentados, Mohamed Houli Chemlal y Driss Oukabir.