Los grupos de Junts pel Si (JxS) y la CUP han presentado hoy la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República que supuestamente debe dar cobertura legal a la proclamación de la independencia tras la celebración del referéndum del 1-O. Un texto que será aprobado antes del próximo 1 de octubre, según han confirmado ambos grupos políticos, aunque no entrará en vigor hasta después del referéndum y sólo en caso de que el «sí» gane en el referéndum independentista.

Se trata de un texto con 89 artículos y 3 disposiciones finales, que desembocarían si gana el sí en unas elecciones constituyentes y la aprobación de la constitución de la república catalana. El texto entrará hoy en el registro del Parlament, ha anunciado el portavoz de JxS, el ex convergente Lluís Corominas, que no ha querido dar más pistas sobre la tramitación de este texto o de la Ley del Referéndum.

Vía directa a las constituyentes tras el 1-O

El portavoz de la CUP, Benet Salellas, ha dejado claro que «esta ley es una herramienta de determinación para dejar claro que después del 1-O no se abrirá el debate sobre qué hacer, sabemos qué hacer, entendemos este texto como una garantía de que el 1-O será referéndum y no otra cosa». Salellas ha dejado claro por tanto a los partidarios del «no» que la única opción es participar y que gane la oposición a la independencia para que la ley de transitoriedad no entre en vigor.

Siguiendo el esquema de la Ley del Referéndum -que todavía no ha sido admitida a registro por el Parlament aunque se presentó a bombo y platillo el pasado 4 de julio en el Teatro Nacional de Cataluña- el texto ha sido presentado en rueda de prensa, pero no se ha dado ningún paso legislativo para aprobarla.

De hecho, la presentación de hoy es el fruto de un nuevo tira y afloja en el bando secesionista entre el PDCat, partidarios de posponer la aprobación de la ley, y ERC y la CUP, que exigían presentar el texto junto al de la ley del referéndum.

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha tachado de «disparate» el proceso independentista tras anunciarse la presentación de la ley. «Es evidente que lo que quieren hacer en el 1-O es una operación sólo para los independentistas y actuarán como si ya hubiera ganado el ‘sí’. Si no, no tendría mucho sentido aprobarla ni presentarla antes del referéndum».

Por su parte, el secretario de C’s en el Congreso, Miguel Gutiérrrez, ha señalado que el acto de hoy es un paso más en esa huida «al precipicio» por el que la Generalitat quiere «arrojar a todos los catalanes».