O se abstendrá o presentará enmiendas y votará a favor. Podem Cataluña ha confirmado este jueves que en ningún caso votará en contra de la Ley del Referéndum que se encuentra a la espera de trámite y que da amparo legal a la consulta del 1-O convocada por el president Carles Puigdemont. El partido dirigido por Albano Dante Fachin descarta así mostrar una oposición rotunda al procés emprendido por la Generalitat. La postura de la filial catalana de Podemos respecto al referéndum es, a falta de ser ratificada por sus bases, la de llamar a las urnas a sus militantes y apoyarlo como una movilización ciudadana pero en ningún caso como una consulta vinculante.

La decisión de abrirse a aprobar la Ley del Referéndum se acordó en una reunión de la dirección de Podem Cataluña este miércoles noche y ha sido anunciada este jueves por el propio Dante Fachin, que ha afirmado que “no contemplan votar en contra” de esta ley. El secretario general del partido catalán ha adelantando que se muestran “abiertos al diálogo” y que presentarán enmiendas “si existe posibilidad de hacerlo”.

Dante ha pedido la admisión de enmiendas a la Ley del Referéndum y ha señalado que si la ley se mantiene “tal y como está actualmente, difícilmente Podemos podrá votarla a favor”, a la vez que ha subrayado que “a día de hoy no existe ningún mecanismo que permita enmendar la ley”. En este punto, ha insistido en que podrán votar a favor si esta medida “se limita a regular una posible participación de la ciudadanía para expresarse”, eliminando de esta manera la actual “carga ideológica y de desideratum” que tiene el texto, donde se recoge la declaración la independencia en caso de la victoria del sí en 48 horas.

El líder de Podemos ha admitido las dificultades para tomar una decisión, dado el impasse al que está sometida estos días la Ley del referéndum, y dada la opacidad de los planes del Govern para sacarla adelante, después de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, retrasara su admisión a trámite para impedir el bloqueo inmediato del Tribunal Constitucional.

El plan de los soberanistas era admitir a trámite la Ley del Referéndum por la vía de urgencia la segunda semana de agosto, para lo que convocaron una reunión extraordinaria de la Mesa. Forcadell decidió posponer la admisión de esta medida, y cada vez coge más fuerza la hipótesis de que la medida se admita y se apruebe el mismo día. Los planes de Puigdemont pasaban por aprobar la Ley del Referéndum el próximo miércoles 6 de septiembre, en el último pleno antes de la Diada del 11 de septiembre.

Dante Fachin ha lanzado una advertencia en este sentido y ha asegurado que, una vez conocido el texto de la ley, la dirección del partido tendrá que reunirse de nuevo para estudiarlo. “Si nos encontramos con el texto por sorpresa, no podremos ningún tomar decisión y no podremos apoyar a la ley “, ha explicado.