Los Mossos d’Esquadra recibieron un aviso de alerta sobre un posible atentado yihadista en Las Ramblas de Barcelona el pasado 25 de mayo, pero no les llegó ni de la CIA ni del Centro de Coordinación Antiterrorista de los Estados Unidos. Así lo han asegurado hoy el consejero de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, y el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, para desmentir la información publicada por El Periódico de Cataluña y ha denunciado que la nota “es un montaje”. “Negamos que los Mossos tengan relacción directa con la CIA, lo reiteraremos las veces que sea necesario”, ha reiterado Forn, quien ha señalado además que “el Estado no dio credibilidad” a la amenaza sobre un atentado en Las Ramblas.

En una comparecencia destinada a denunciar una campaña de desprestigio contra los Mossos, Trapero ha reconocido haber recibido ese aviso pero se ha negado a revelar la fuente y ha asegurado, para demostrar la escasa verosimilitud de la alerta, que tanto la policía autonómica como la Policía Nacional recibieron una alerta en este sentido, pero ni uno ni otro cuerpo comentaron esas advertencias en las reuniones de la Mesa de Evaluación de la Amenaza Terrorista celebradas el mismo 25 de mayo ni el 8 de junio.

De hecho, Trapero ha asegurado que “a nivel policial” el responsable de la lucha antiterrorista del CITCO no informó al responsable de inteligencia de los Mossos de la advertencia recibida sobre un eventual atentado en Las Ramblas hasta tres días después del atentado de Barcelona. Y lo hizo desligando esa advertencia del atentado finalmente cometido por la célula de Ripoll. Sí se habría producido una comunicación “a nivel político”, ha reconocido el conseller Forn, sin concretar quién protagonizó ese contacto, en el que se habría descartado la credibilidad de la amenaza.

Multitud de avisos de amenaza terrorista

Tanto Forn como Trapero han insistido en que “en los dos últimos años se han producido multitud de alertas terroristas sobre decenas de puntos” de la geografía catalana, entre los que el conseller ha destacado “centros de culto, infraestructuras, conciertos, eventos deportivos y puntos con grandes aglomeraciones, también en Las Ramblas o la Sagrada Familia”. El responsable policial ha añadido que, fruto de esos avisos, los Mossos ya habían aumentado las medidas de seguridad en la vía barcelonesa que finalmente fue objeto del ataque terrorista, pero se descartó dar más pasos, como la advertencia a la población, para evitar crear alarma.

Forn ha lamentado que “alguien tiene interés en empañar la imagen de los Mossos”. Trapero, que ha intervenido tras el consejero de Interior, ha arremetido directamente contra el director de El Periódico de Catalunya: “¿Por qué me tengo que creer que esa nota es de la CIA? ¿Dónde está el sello?”. El mayor de los Mossos ha defendido una vez más la actuación del cuerpo con respecto a los atentados de Barcelona y Cambrils y ha denunciado que sólo se intente desprestigiar a los agentes.