La Fiscalía Superior de Cataluña presentará este miércoles una querella por desobediencia y prevaricación contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por tramitar la Ley del Referéndum pese al conocimiento del choque que supone con los dictámenes del Tribunal Constitucional, como le han advertido esta mañana los propios letrados de la cámara. La querella se extenderá también a los miembros de la Mesa que hayan aprobado la admisión a trámite del texto.

Durante la jornada del miércoles, la mayoría independentista del Parlament está tratando de imponer la votación exprés de la Ley del Referéndum, ante las alegaciones y protestas del resto de grupos parlamentarios. El propio secretario general de la cámara, Xavier Muró, se ha negado a publicar el texto de la Ley en el Diario Oficial del Parlament, y ha dado orden expresa al resto de letrados para que actúen en el mismo sentido.

Pese a este escollo, Forcadell ha decidido inscribirla ella misma, con apoyo de otros diputados de Junts pel Sí a título personal, en una decisión que ha generado escándalo entre los grupos de Ciudadanos, PSC y PP, que ya han anunciado que la recurrirán incluso ante el Constitucional con carácter de urgencia.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido el primer miembro del Ejecutivo en reaccionar. En una comparecencia pública, ha acusado a Forcadell de «no saber lo que es una democracia y lo que no», y ha recordado los antecedentes de Forcadell con el Tribunal Constitucional. Santamaría ha asegurado también que en el Parlament se está debatiendo hoy una ley «ilegal e inconstitucional».