El politólogo Jordi Matas Dalmases, que se ha mostrado favorable a la desobediencia a las leyes, presidirá la Sindicatura Electoral de Cataluña, cuyas funciones son similares a las de la Junta Electoral Central en unas elecciones y que fue nombrada la madrugada del miércoles al jueves en el Parlamento catalán.

Así lo publica este jueves el Diario Oficial de la Generalitat (Dogc), que detalla que la vicepresidenta del ente será la jurista Marta Alsina, y el secretario, el también jurista Marc Marsal.

Jordi Matas, que tendrá la distinción de Síndico Electoral de Cataluña, es catedrático de Ciencia Política por la Universidad de Barcelona (UB), preside el Consejo Rector del Centre de Estudios de Opinión (CEO), que realiza las encuestas de la Generalitat, y es miembro del Consejo Rector de la Escuela de Administración Pública de la Generalitat.

Matas Dalmases ya formó parte de la Comisión de Control de la Consulta del 9N y, tras ser elegido en octubre de 2015 admitió en una entrevista que esa consulta iba a tener “muchas menos garantías democráticas” por haber suspendido el TC la Ley de Consultas.

No obstante, consideró que “desobedecer en genérico” no le parecía mal y pidió que hubiera una “voluntad popular explícita y expresada en las urnas para desobedecer”. “Si en unas elecciones se dijera ‘desobedecemos y hacemos una DUI (Declaración unilateral de independencia) y empezaremos a negociar’, y el pueblo lo avala, adelante”, explicó.

Previamente, en un artículo publicado en el diario El País en septiembre de 2014, afirmaba que “para conseguir la independencia de Cataluña hay que infringir el actual marco jurídico”. Señalaba que la impugnación de la Ley de Consultas abría dos escenarios, uno el de desobedecer y hacer la consulta y otro, convocar inmediatamente unas elecciones de lectura representativa y plebiscitaria. El prefería la segunda opción porque la celebración de una “consulta ilegal” no seguiría “ningún mandato popular” ni ofrecería unas “mínimas garantías democráticas”.

Su opción era la de unas elecciones plebiscitarias para que los representantes políticos lograran el “mandato popular claro” y sugería que los partidos que lo desearan llevaran en sus programas el “firme compromiso” de efectuar una “declaración unilateral de independencia”.

También se ha mostrado a favor de la desobediencia para lograr la independencia en otro artículo publicado en El País el 24 de marzo de 2017, en el que afirmaba que “muchas experiencias históricas demuestran que desobedecer ha sido germen de cambios políticos y un motor del progreso social”.

Matas Dalmases, Alsina y Marsal integran la Sindicatura Electoral junto a dos miembros más, el jurista Josep Pagès y la politóloga Tània Verge: los cinco fueron nombrados por el Parlamento catalán a propuesta de JxSí y la CUP.

Según la ley del referéndum, una vez nombrados, ellos mismos se “autoorganizan” y designan la Presidencia, Vicepresidencia y Secretariado, una decisión que han comunicado este mismo jueves a través del Dogc.