El ex ministro socialista José Bono ha pedido la acusación por delito de rebelión de los principales cargos de la Generalitat, empezando por su presidente Carles Puigdemont. En un foro protagonizado por los ex ministros Josep Borrell y Josep Piqué junto a Francesc de Carreras, el ex presidente de Las Cortes ha intervenido espontáneamente en el debate para eximir de responsabilidades a los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil y ha asegurado que, en cuanto a la búsqueda de responsabilidades, “antes están los Mossos que incumplieron una orden judicial”.

“Es escandaloso que alguien pueda creer que la Policía y Guardia Civil son culpables de lo que pasó en Barcelona. Antes están los Mossos que incumplieron una orden judicial”, ha destacado, antes de abundar en el asunto: “La Guardia Civil y  la Policía no son culpables de lo que probablemente era un tumulto, que en España está castigado penalmente”,  ha subrayado Bono, en referencia a un posible delito de sedición, con penas de entre 4 y 8 años de prisión.  El socialista, que en su día apoyó la candidatura de Susana Díaz y que este lunes que acudía en calidad de público a la presentación del libro Escucha Cataluña, Escucha España (Península, 2017), ha lanzado las críticas más duras contra Puigdemont, a quien ha acusado, sin nombrarlo, de un delito de rebelión por instigar los episodios de este domingo. “Los culpables no son Policía y Guardia Civil. La culpa es de Puigdemont, de aquellos que de un modo egoísta y moralmente reprobable quieren la secesión y han convencido a gente buena e ingenua de que quieren la secesión”.

El ex ministro pide al Gobierno que aplique la Ley sobre los principales responsables de la Generalitat

En este punto, Bono ha pedido la inmediata actuación del Ejecutivo para depurar responsabilidades penales: “Me gustará que el Gobierno de España cumpla con su obligación de cumplir y hacer cumplir la Ley”, ha determinado. El representante socialista ha defendido que nos enfrentamos al “conflicto más grave que vive España desde la Guerra Civil”, y ha reiterado su petición al Gobierno para que inicie una actuación judicial contra los máximos responsables políticos de Cataluña. “Algunos estamos orgullosos de haber luchado contra Franco para que la Ley nos ampare frente a nacionalismos”, ha reseñado, fijando “el imperio de la ley” como el “único marco digno de ser protegido y admirado.

El ex ministro ha recurrido al símil de los últimos acontecimientos con la batalla contra ETA, y a este hilo ha criticado la decisión del Parlamento Europeo de convocar un Pleno de urgencia para debatir el asunto Catalán. “Ojalá el Parlamento Europeo hubiera tenido tanta prisa en convocarse cada vez que asesinaban los etarras a cada uno de los 900 muertos. Tuvieron menos prisa”, ha lamentado. Continuando la comparación, Bono ha hecho un llamamiento a la unidad: “Si el PP y el PSOE hubiésemos tenido más ganas de acabar con ETA que de ganar las elecciones, ETA hubiera acabado antes”; ha determinado, antes de criticar la actuación del presidente de Gobierno y del principal líder de la oposición: “Me hubiera gustado que mi secretario general, Sánchez, y Rajoy hubieran seguido la jornada juntos. Nunca votaré a PP, pero para que vean que España vale más que sus dos partidos juntos”.

Borrell y Piqué piden actuar contra Puigdemont

Ex ministros durante legislaturas de PP y PSOE respectivamente, Josep Piqué y Josep Borrell han mantenido importantes coincidencias durante el debate, celebrado en NEXT International Business School. La primera de ellas consiste en la petición de cuentas judiciales a los responsables políticos del referéndum del 1-O. “¿Qué más hace falta para que por lo menos el fiscal empiece contra el gobierno de la generalitat, empezando por su presidente? ¿O es que tenemos que esperar a que se materialice la declaración unilateral de Independencia para que se aplique el Estado de Derecho?”, se ha preguntado Piqué.

Piqué pide la destitución de Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra

El ex dirigente ha ido un paso más allá en sus reflexiones: “¿Cuánto tenemos que esperar para que se palique el 155 y a lo mejor la Ley de Seguridad Nacional?”. En este punto, el ex ministro popular ha cargado gran parte de la responsabilidad contra los Mossos d’Esquadra: “Es inadmisible. Si hubieran cumplido con la orden judicial, las cosas hubieran sido muy distintas”, ha defendido, antes de preguntarse “cómo [Josep Lluís] Trapero sigue en su lugar”, y de pedir su destitución por el desmán.

Borrell también ha lanzado sus críticas en la misma dirección: “Ndie a tomado ninguna acción judicial contra los que han instigado a hacerlo, a fecha de hoy. No deja de ser sorprendente. A los más responsables nadie parece atribuirles ninguna responsabilidad. ¿Les queda lago por hacer para que el Estado de Derecho actúe?”, se ha preguntado. El ex persidente del Parlamento Europeo ha puesto en cuestión la actuación de la policía autonómica catalana, y ha sugerido una intervención de sus competencias; una intervención que podría llevarse a cabo mediante el artículo 155 de la Constitución. “Los Mossos, según el artículo 152 de la constitución, son la policía judicial por delegación de la competencia del Estado”, ha advertido. “Si no han cumplido la delegación que se ha hecho, igual debería plantearse esa delegación. ¿Este estado es capaz de tomar medidas o realmente tiene enfrente una oposición social tan fuerte que no puede hacerlo? ¿Por qué no lo intentó hacer cuando tocaba?”.

Piqué ha optado por que la solución tiene que pasar por elecciones catalanas para nombrar a un “interlocutor válido” con el que iniciar el diálogo, y el Catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras ha zanjado que “esto se restaurará en las urnas como sea”, tanto en las elecciones autonómicas, en una consulta para la reforma la Constitución o el Estatut y en último lugar un referéndum “con un sistema parecido al canadiense”, ha especificado. “Una forma que puede convencer y pacificar la cuestión en Cataluña es votar”, ha señalado, antes de considerar que antes de nada “hay que poner las condiciones para votar y para que la gente vote de manera informada”.