El lehendakari Iñigo Urkullu ha llamado hoy a enfriar el clima de tensión y fractura generado en Cataluña tras el referéndum celebrado ayer y el elevado nivel de crispación provocado por la actuación policial. Ante los anuncios del Govern de Carles Puigdemont de plantear una declaración unilateral de independencia y del Ejecutivo de Rajoy de responder con la aplicación del artículo 155, Urkullu ha instado a ambas partes “a tomarse un tiempo y pensar cuál es la situación” : “Hago este llamamiento a la autocrítica a todos, sin excepión”, ha apuntado. El lehendkari ha afirmado que tras lo ocurrido ayer se puede concluir que “todas las partes han perdido, nadie ha salido fortalecido ni victorioso de lo vivido ayer en Cataluña”.

Durante su intervención en los desayunos de Fórum Europa, el dirigente nacionalista han recriminado al presidente del Gobierno por haber “rebasado todas las líneas rojas” con la actuación ordenada ayer en Cataluña. Además, ha reprochado a Rajoy que durante su comparecencia a última hora de la tarde “no reconociera la realidad de lo que había sucedido” y se limitara a reivindicar la aplicación de la ley, “no reconoció que existe un problema en el modelo de Estado”. Además, ha criticado que llamara a un foro de partidos para abordar la situación, “que no lo desprecio”, pero en cambio obvió hacer un llamamiento al diálogo con el Gobierno de Cataluña, “algo que debería haber planteado hace tiempo”.

Todas las partes han perdido, nadie ha salido fortalecido ni victorioso de lo vivido ayer en Cataluña”.

Ante la posibilidad de que se convoquen elecciones generales anticipadas o mociones de censura contra Rajoy, Urkullu ha señalado que no es lo que ahora debería preocupar, “lo que ahora necesitamos en una reflexión compartida sobre cómo construimos el concepto de cosoberanías compartidas”, ha apuntado, “hace falta más altura de miras, hoy el problema es otro”.

La relación con Rajoy no se rompe

Ha asegurado que el Gobierno del PP “ya ha aplicado de facto el 155 en alguno aspectos”. Pese a su posición discrepante en el modo en el que el ejecutivo del PP está abordando las aspiraciones en Cataluña, su relación institucional se mantendrá, “no podemos renunciar a todo por que el planteamiento del Gobierno en relación a Cataluña sea erróneo”: “Sí le digo que los acuerdos hay que cumplirlos y que tenemos cuestiones pendientes”. Urkullu se ha mostrado preocupado por la fractura social que se ha agravado en Cataluña y que puede extenderse al resto del Estado y por las consecuencias económicas que la crisis territorial pueda provocar, “si hay un incremento de la curva de riesgo en europea nos mirarán con desconfianza y es posible que se desplacen inversiones a otros ámbitos, es algo que habría que impedir”.

No podemos renunciar a todo aunque el planteamiento del Gobierno en relación a Cataluña sea erróneo

El lehendakari se ha descartado como mediador en el conflicto, “hay muchas personas que apelan al diálogo”, ha subrayado, “diálogo con voluntad de acuerdo y con esa idea vamos a continuar, soy modesto como para creer que soy el único que apela a este diálogo”, ha afirmado.

También dirigente de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, ha comparecido esta mañana para valorar la jornada de ayer en Cataluña. El líder radical ha asegurado que el referéndum fue “legal y vinculante” y por tanto las instituciones catalanas deberían actuar en consecuencia a lo establecido en la ley de referéndum. Ha afirmado que ahora es el momento de que Euskadi siga “el camino de Cataluña” para definir una hoja de ruta soberanista y “adoptar decisiones políticas de gran alcance”.

Otegi, ‘es la hora de Euskadi’

Para ello Otegi ha vuelto a apelar a la necesidad de constituir una mesa de partidos, con incidencia en el Parlamento Vasco y fuera de él, en la que se decida los pasos que se deberían dar para encontrar una respuesta a las aspiraciones soberanistas de la sociedad vasca. El líder de EH Bildu llama a aprovechar el contexto de “aceleración política” y de “repolitización” que se vive en Euskadi al calor del 1-O. H asegurado que ayer “murió el Estado del 78” porque las reglas de juego que algunos dictaron entonces “se han acabado, no son demócratas”.

En su intervención Otegi también ha criticado al PSOE por apoyar al Rajoy, “no les vemos en posiciones democráticas”. Ha asegurado que si Pedro Sánchez hubiese sido presidente del Gobierno el escenario no hubiera cambiado mucho, “probablemente hubiera aplicado el 155 mucho antes”. En su opinión, el PSOE, el PP y Ciudadanos funcionan como un “bloque que va a impedir “la democratización del Estado”.