La concejala del PP en el ayuntamiento de Palamós Vanessa Mányik ha presentado un escrito al alcalde, Lluís Puig, en el que le comunica su decisión de pasarse al grupo de no adscritos a raíz de la «brutalidad» de los sucesos ocurridos durante la jornada del 1-O, según informa un portavoz municipal.

Mányic explica a Puig que se ve incapaz de defender la actuación policial en los puntos en los que se llevaba a cabo el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional. La decisión de la concejala popular se llevará al pleno de la semana que viene, donde se oficializará su pase al grupo de no adscritos.

En una entrevista a Ràdio Palamós recogida por Europa Press, Mányik ha indicado que las últimas semanas ha estado «en profundo desacuerdo por las actuaciones del Gobierno central». Ha afirmado que no se ve «con ánimo de dar la cara» por un partido que ya no la representa, por lo que pasará a ser concejal no adscrita al querer mantener su compromiso con el municipio.