Los jueces de España han equiparado hoy la situación de acoso y menosprecio que padecen en Cataluña con la que el colectivo vivió en los años más duros de la amenaza terrorista de ETA. Durante la celebración de la 27ª Jornada Anual de Jueces decanos que hoy se ha inaugurado en Bilbao, el vocal del Consejo General del Poder Judicial, Rafael Mozo, ha afirmado que analizando la situación en Cataluña se puede hacer un “paralelismo” con lo vivido por los magistrados en el País Vasco cuando ETA y su entorno situó a los magistrados como objetivo.

También el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, ha asegurado que como sucede ahora en Cataluña también en el País Vasco se vivió “una ofensiva unilateral de cuño soberanista” que fue promovida “desde instituciones del autogobierno”. Una presión que reclama para los próximos años impulsar una “reconstrucción de la legitimidad social herida durante esta crisis constitucional”.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ve en Cataluña la misma «ofensiva unilateral de cuño soberanista” que padeció Euskadi

Una reconstrucción que pasaría por “deslegitimar” los discursos que arremeten contra los jueces y juezas “como ajenos al ‘nosotros’ social”: “No sois nuestros jueces’, nos repetía ETA en sus señalamientos y se equivocaron”, ha recordado Ibarra.

«No estamos llamados a resolver conflictos políticos»

Por su parte la jueza decana de Barcelona, Mercedes Caso, ha asegurado que los magistrados viven con “intranquilidad” todo este proceso pero convencidos de que sólo desde la aplicación y salvaguarda de la ley “saldremos adelante”. Caso sí ha apuntado que la solución a su situación debe pasar por “devolver al espacio que le corresponde” la resolución de los conflictos políticos que, ha apuntado, no es el judicial: “Desearíamos que los conflictos políticos se resolvieran políticamente, los jueces no somos los llamados a resolver conflictos políticos”, ha apuntado.

Mercedes Caso afirma que los conflictos políticos deben resolverse políticamente, «los jueces no somos los llamados a resolver conflictos políticos”

Por último, ha afirmado que hoy los magistrados que trabajan en Cataluña se siente “solos” y que de alguna manera es cómo la división de poderes les obliga a sentirse. Ha apelado a la posibilidad de poder adaptar y modificar las leyes en aras a la búsqueda de una solución satisfactoria a la crisis institucional abierta en Cataluña.

Finalmente, el juez decano de Bilbao, Aner Uriarte ha recordado que la “anormalidad” que ahora vive el colectivo de jueces y juezas en Cataluña se asemeja al vivido en el País Vasco y Navarra, “cuando vivimos una anormalidad absoluta en la que teníamos un riesgo de eliminación absoluta”, ha afirmado. Uriarte ha recordado que la manifestación más cruel de la situación fue el asesinato del juez José María Lidón a manos de ETA y la exigencia de tener que vivir escoltados durante una década para hacer frente a la amenaza de ETA. “Hoy hemos recuperado la normalidad que me gustaría que viviesen en Cataluña, que no suceda allí la misma anormalidad que nosotros vivimos en el País Vasco”.