La crisis institucional y territorial de Cataluña amenaza con llevarse por delante algo más que el actual Govern catalán. El anuncio de la aplicación del 155 hecho por Rajoy ya distanció a PNV y el PP y cerró la puerta a un acuerdo presupuestario de cara a 2018. El detalle de las medidas anunciadas este fin de semana por el Ejecutivo no ha hecho sino profundizar aún más la distancia entre nacionalistas vascos y populares en Euskadi. Un alejamiento que amenazan ya al lehendakari Iñigo Urkullu con no apoyar sus cuentas en el País Vasco. Al igual que con las cuentas del Estado, la posibilidad de una prorroga presupuestaria empieza a sobrevolar en el Gobierno vasco de cara a 2018.

El presidente del PSE y consejero de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda del Ejecutivo Vasco, Iñaki Arriola ha reconocido esta mañana que la prorroga del proyecto que mañana aprobará el Consejo de Gobierno «está ahí» si bien ha señalado que no es una opción «deseable». Ayer el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso aseguró que  en Euskadi se dan «los ingredientes» para que una crisis territorial como la catalana se pueden reproducir. Alonso advirtió a Urkullu de que no contará con el apoyo del PP vasco a sus presupuestos para impulsar «aventuras» como el procés. Anteriormente el líder popular ya había apelado al PNV a alejarse de vías similares a la catalana y de apoyos, como el brindado desde semanas antes del 1-O, al camino emprendido por Puigdemont.

El PP vasco amenaza con no reeditar su apoyo presupuestario a Urkullu si secunda «aventuras» como la catalana

El sábado el lehendakari Urkullu calificó de «extrema desproporción» el listado de medidas anunciadas por el presidente Rajoy para la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Un rechazo que se extendió también por parte del PNV que arremetió con suma dureza contra el Gobierno por la aplicación de las medidas y que anunció que votaría en contra de ellas hoy en el Senado.

Presión de Podemos y EH Bildu

En este contexto, las posibilidades de encontrar una aliado para poder sacar adelante las cuentas vascas de 2018 se complican. La coalición de Gobierno PNV-PSE no alcanza la mayoría absoluta en el Parlamento Vasco. Ambas formaciones necesitan al menos un voto para logra los 38 votos requeridos para sacar adelante los presupuestos. A la advertencia hecha por el PP se suma la realizada en los últimos días por EH Bildu y Elkarrekin Podemos al PNV al que urgen a romper la coalición con el PSE por el respaldo dado por el PSOE al plan de actuación y aplicación del 155 en Cataluña.

Arriola aseguraba esta mañana en Radio Euskadi que las discrepancias entre los dos ámbitos, el Ejecutivo y el propio de las formaciones políticos, está bien delimitado y por tanto no debería influir en el desarrollo de la acción de Gobierno. Una diferencias que incluso ene l acuerdo de Gobierno se dejan constatdas por escrito para materias La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha advertido del «riesgo» que se corre en Euskadi «si la fascinación por la vía catalana acaba cegando a los nacionalistas».