El Senado toma medidas de urgencia para evitar eventuales ataques informáticos durante el análisis y votación de las medidas propuestas por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución para restablecer el orden constitucional en Cataluña. La Cámara Alta va a revisar su sistema de seguridad para prevenir la acción de los hackers y responder de forma eficaz en caso de sabotaje.

A preguntas de este diario, un portavoz oficial del Senado ha declinado este lunes ofrecer detalles sobre la actuación que pretende poner en marcha para robustecer la seguridad informática de sus equipos alegando «motivos de seguridad».

La Cámara Alta trata de implantar las medidas -preventivas y reactivas- a la mayor brevedad posible, ante el histórico pleno convocado para el próximo viernes en el que decidirá si aprueba el paquete de propuestas planteado por el Ejecutivo para que Cataluña vuelva a la legalidad ante el desafío independentista. Y el acceso a la web y a las aplicaciones que regulan la votación electrónica podrían ser objetivo de los piratas informáticos.

La Cámara Alta trata de evitar episodios como el del bloqueo de la web del Tribunal Constitucional ocurrido el sábado

Según ha podido confirmar El Independiente en fuentes de toda solvencia, el Senado se ha dirigido ya a Telefónica de España SAU -contratista de los servicios de comunicaciones informáticas hasta el 31 de diciembre de 2018- para que chequee el escudo actual y mejore su respuesta ante hipotéticos ataques. En los últimos días, también ha apremiado a otras empresas del sector para que presenten presupuestos.

En un momento clave por la tramitación del artículo 155, la institución que preside Pío García-Escudero trata de evitar episodios como el sufrido el pasado sábado por el Tribunal Constitucional, cuya web fue bloqueada por el grupo de hackers Anonymous en el marco de una campaña de ciberataques contra España bajo el título Operation Free Catalonia (‘Operación Cataluña Libre’). Los saboteadores utilizaron el método conocido como ataque de denegación de servicio (DDoS), que tiene como principal efecto la saturación del servidor en el que se aloja la página web de peticiones de acceso.

El Senado, por boca de un portavoz, elude ofrecer detalles sobre las medidas a implantar alegando «motivos de seguridad»

«El grupo hacktivista Anonymus, a través de cuentas de Twitter asociadas, está anunciando una campaña de ciberataques masivos para mañana día 21», publicó el pasado viernes en su página web. Este lunes, coincidiendo con el inicio de la semana en la que se aprobará con toda seguridad la intervención de la Generalitat y del Parlament, la organización ha difundido otro mensaje en el que deja entrever nuevas acciones en apoyo al proceso independentista catalán.

Un día antes del ataque sufrido por el Tribunal Constitucional, que suspendió el referéndum de autodeterminación aprobado y la ley en la que se ampara, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) confirmó la amenaza informática expresada en cuentas de Twitter asociadas al grupo de hackers, que emplean las etiquetas #OpCatalunya y #FreeCatalunya, y reconoció varias páginas estatales han recibido diferentes ciberataques bajo estos mismos lemas en las últimas semanas.

Anonymus también ha pedido la excarcelación de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de las organizaciones soberanistas Asociación Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural -respectivamente- que se encuentran en prisión preventiva desde el pasado lunes tras declarar como investigados en la Audiencia Nacional por la posible comisión de un delito de sedición. «Exigimos, también, la libertad de los dos presos políticos que se encuentran en Soto del Real. No os callarán, nunca», lanzó en tuit.

El pasado mes de septiembre, un vídeo publicado presuntamente por activistas del grupo calificaba de «fascista» al Gobierno español y defendía la secesión de Cataluña como «derecho de autodeterminación» y considera que la negativa del Gobierno a celebrar un referéndum de secesión constituye una «violación de los derechos civiles».

Contratación de más licencias

Junto a las medidas que de forma urgente trata de implementar, el Senado ya venía aplicando medidas de mejora sobre sus sistemas informáticos en los últimos meses. El pasado 20 de junio, la Mesa de la Cámara Alta acordó adjudicar a la empresa Aiuken Solutions SL el contrato de renovación y soporte de licencias del analizador de correo electrónico y del antivirus de sistemas virtualizados para el sistema informático por un importe de 54.672,64 euros (IVA incluido).

Según se detalla en la resolución, la licitación perseguía la «contratación de la renovación y soporte de las licencias del analizador de correo electrónico y del antivirus de sistemas virtualizados, así como la adquisición de 141 licencias nuevas del analizador de correo electrónico» para su sistema informático.