Con medio gobierno de JxS en prisión, y el otro medio «exiliado» en Bruselas, el independentismo catalán afronta las elecciones más extrañas y difíciles de su historia, consciente de que Marta Rovira, secretaria general de ERC, y Marta Pascal, secretaria de coordinación del PDCat, difícilmente pueden suplir la capacidad de movilización de Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. Pero ahí están, una vez más, las entidades soberanistas para galvanizar y mantener en vilo a las huestes del soberanismo. En el terreno de la ANC y Òmnium es donde menos incidencia parece haber tenido la ausencia de sus presidentes. De hecho, esa prisión incondicional para Jordi Sánchez y Jordi Cuixart se ha convertido en el mejor motivo de movilización.

En este contexto, Cataluña vivirá en los próximos días la «semana grande» de las movilizaciones, unos días en los que Òmnium y ANC quieren echar el resto para desmentir el discurso constitucionalista de la desmovilización del independentismo. Una demostración de fuerza que culminará el próximo sábado con la gran manifestación convocada en Barcelona en rechazo del 155 y para exigir la «liberación» del Govern y los líderes de las dos entidades, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Pero hasta llegar allí, la imaginación de los grupos soberanistas se ha desatado con las propuestas más variopintas.

Billetes marcados

«Llenemos Europa con nuestro anhelo. Marquemos los billetes. Que todo el mundo tenga claro qué es lo que quiere el pueblo catalán». Este es el mensaje que acompaña a uno de los WhatsApp de la semana, en el que se anima a los militantes y simpatizantes independentistas a marcar con un sello con la estelada y la leyenda Independence for Catalonia, una campaña que pretende inundar de billetes marcados los bolsillos de los europeos.

Europa es también el blanco de otra de las campañas que ya ha obtenido el aval de la ANC, una marcha sobre Bruselas para dejar claro en la capital comunitaria el empuje del movimiento secesionista. «En vez de manifestaciones continuas y multitudinarias en Barcelona, una única y grande en Bélgica, donde está el president. Para que no lo detengan y para que liberen a todos los encarcelados. Una gran manifestación cultural para maravillar a Europa con castellers, falcons, gigantes, bastoners….» reza el mensaje que empezó a circular el pasado viernes por las redes independentistas apelando a ANC, Òmnim y la Crida.

«¡Organizadlo! Si hicimos la vía catalana para conectar todo el territorio, ahora toca ir a Europa, 200.000, 300.000, 400.000 personas será un gran mensaje. Con marcha lenta de coches y autocares por Francia hasta llegar a Bruselas».

Al día siguiente, el diario ARA se hacía eco de la propuesta, que ya ha hecho suya la Assemblea. Finalmente la ANC ha convocado una manifestación en la capital de Bélgica para el próximo 6 de diciembre, coincidiendo con el puente de la Constitución y el primer día de la campaña oficial de las elecciones del 21-D. La maquinaria está en marcha para organizar autocares y movilizar a sus simpatizantes en un puente reivindicativo.

La economía es otro de los blancos de los sectores más movilizados del independentismo, especialmente desde que el sector financiero e industrial saludó el 1-O y la huelga general con una fuga de sedes sociales que ha laminado el peso de Barcelona de forma considerable. Si hace dos semanas el objetivo fueron las entidades bancarias, con la campaña para retirar 155 euros de los cajeros y provocar un corralito de protesta, el objetivo ahora son las eléctricas.

Desde este lunes, se ha sustituido la cacerolada nocturna en defensa de los Jordis y el Govern por una apagada general de las luces, durante al menos diez minutos, a las diez de la noche, con el objetivo de plasmar en el consumo eléctrico la protesta independentista. «Recordad hoy a las 22 horas apagad todas las luces, bajad los diferenciales si es posible durante diez minutos, más efectivo que las caceroladas. Avisad a amigos y conocidos, hasta que salgamos en las noticias». Una iniciativa que, en todo caso, han agradecido los vecinos no independentistas con niños pequeños.

Aunque el principal ataque a la economía es sin duda la huelga general convocada por el sindicato minoritario CSC para el miércoles, que el sindicato de la enseñanza USTEC ha ampliado al jueves, pese a las quejas de Foment del Treball. La gran patronal catalana ha llevado ante los tribunales una convocatoria que consideran política y recuerdan que el derecho a la huelga está reconocido en defensa de reivindicaciones laborales, no políticas. En el mismo contexto se sitúan los cortes de carreteras y vías de ferrocarril que se suceden desde la detención de Oriol Junqueras y ocho ex consellers por orden de la Audiencia Nacional, que han provocado retenciones en vías como la N-II o interrupciones del servicio de Rodalies por la colocación de objetos en las vías.

Los trolls de la independencia

La intensiva movilización en redes ha tenido también sus trolls -reales o ficticios- y ha dado lugar a intentos de estafa a cuenta de los líderes independentistas encarcelados. En el primer grupo se sitúa la denuncia que ha corrido en las últimas horas sobre supuestos perfiles creados por el CNI, la Policía o la Guardia Civil para promover acciones violentas en los cortes de carreteras y la huelga general. «Atención @VagaCAT es un perfil falso controlado por el CNI y el grupo de delitos telemáticos de la Policía Nacional; huid de esta cuenta rápidamente ya que está recabando vuestra información para una denuncia conjunta contra vosotros», reza el más popular de estos mensajes.

Entre las estafas, la esperable creación de una segunda Caja de Solidaridad creada supuestamente a iniciativa de la alcaldesa de Girona, la convergente Marta Madenas. «Si los dos millones de personas que votamos ‘Sí’ colaboramos con sólo 5€ pagaremos la multa impuesta a nuestros políticos valientes. Si no lo hacemos, les embargarán sus bienes. Hazlo, por favor!!! Tu gesto les protege… es 1 minuto. Pero tenemos que hacerlo rápido, quedan 2 días», afirmaba el mensaje que corrió por los móviles el pasado viernes.