El empresario catalán Oriol Soler, uno de los principales ideólogos y promotores de la independencia, se reunió el pasado 9 de noviembre durante varias horas con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, según El País. El encuentro tuvo lugar en la embajada de Ecuador en Londres, donde el ciberactivista permanece refugiado desde hace cinco años.

Assange comenzó a publicar mensajes de apoyo a la independencia de Cataluña el pasado mes de agosto y ha sido muy activo en redes sociales rechazando la actuación del Gobierno en la comunidad autónoma. No obstante, el empresario ha negado a El País que dicho encuentro tuviera como objetivo preparar la campaña de comunicación de cara a las elecciones autonómicas del 21-D, una elecciones que califican de «ilegítimas» pero en las que participarán.

La reunión entre el empresario y el ciberactivista tuvo lugar durante la tarde del pasado 9 de noviembre. En ella también estuvo presente Andreu Grinyó, director de marketing del supermercado online Ulabox y experto en campañas de comunicación en red. También afín al secesionismo.

Assange lleva meses esgrimiendo las tesis del gobierno catalán y llegó a tuitear una foto de los tanques en Tiananmen en alusión a que la represión no funcionaría en Cataluña. Hay quienes ven la mano negra del Kremlin tras este apoyo de Assange, que suele respaldar las mismas causas desestabilizadoras que el presidente ruso, Vladimir Putin.