Será la inversión más elevada llevada a cabo por los nuevos propietarios de Sidenor. La compañía, desde mayo del año pasado en manos de capital exclusivamente vasco y liderado por ex altos directivos de la compañía en tiempos de Gerdau, ha anunciado hoy en voz de su presidente, José Antonio Jainaga, que ultima un plan de inversión de 45 millones de euros para el próximo año. Con él financiará la segunda fase de modernización de su tren de laminación y la fabricación de Bloom redondo. El anunció lo ha realizado durante el acto de conmemoración del 50 aniversario de su planta en Basauri (Vizcaya), inaugurada en 1967 por Sidenor, en presencia del lehendakari Iñigo Urkullu.

De este modo, los nuevos propietarios, que adquirieron por 155 millones a la brasileña Gerdau la propiedad de la compañía, continúan con su plan de inversiones para relanzar Sidenor. Precisamente hoy han inaugurado la primera fase de la planta de laminación que ha requerido la inversión de 40 millones de euros. Con estas inversiones confían en poder acceder a nuevos mercados y mejorar la calidad de sus productos, elevar la productividad y reducir las mermas y logra así mantener a Sidenor en la vanguardia del sector del acero de alta calidad.

Los nuevos propietarios desde 2016, capital vasco aportado por altos cargos de Sidenor, se comprometieron a modernizar la compañía

La modernización de la planta de Basauri supone un espaldarazo para sus 900 trabajadores que ven cómo tras un periodo de inestabilidad la empresa recibe un nuevo impulso para consolidarse. Basauri forma parte del Grupo Sidenor que cuenta con sus pantas más importantes en el País Vasco y Cantabria y un taller de calibrado en Cataluña. Su capacidad de producción ronda el millón de toneladas de acero especial al año. Sidenor cuenta con delegaciones comerciales en Alemania, Reino Unido e Italia. El año pasado cerró el ejercicio con una facturación de 671 millones de euros que espera incrementar al cierre de 2017 hasta los 710 millones de euros.

La ‘Ciudad del acero’

La compañía vasca cuenta en la actualidad con un alto nivel de especialización en el sector del acero gracias a su centro de I+D, uno de los más relevantes de Europa en el sector del acero. Produce fundamentalmente para los sectores de la automoción, máquina y bienes de equipo, así como para la construcción naval, civil, defensa, energía, minería y el sector petroquímico.

El origen de Sidenor se remonta a 1967 en la denominada ‘Ciudad del acero’, una extensión de 800.000 metros cuadrados en Basauri en la que se producían 90.000 toneladas anuales. En los años 60 la propietaria, denominada Sociedad Anónima Echevarria se vio obligada a ampliar sus instalaciones y construir la fábrica que hoy ha celebrado su 50 aniversario.

Fue una de las empresas que en la década de los años 80 formó parte de Acenor, a la que una década después se incorporaría Forjas y Aceros de Reinosa y tras una nueva reorganización nace Sidenor. En 2006 la compañía fue adquirida por el grupo brasileño Gerdau y que diez años después, en 2016, puso a la venta y adquirieron los directivos de Sidenor que hoy lideran el proyecto. Su primera decisión, mejorar las instalaciones y la competitividad a través de las inversiones realizadas hasta ahora y las anunciadas hoy para el próximo ejercicio por un importe total de 45 millones de euros.