La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha manifestado su «absoluto rechazo» a las conversaciones de un grupo de WhatsApp de policías municipales de Madrid con insultos y amenazas a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Un hecho que investiga ya un juzgado madrileño.

«En relación la las informaciones publicadas en medios de comunicación sobre la investigación judicial abierta por las manifestaciones vertidas en un grupo de whatsapp e policías municipales en Madrid, CSIF manifiesta su más absoluto rechazo al contenido de los mensajes, los insultos y las expresiones publicadas, especialmente aquellos dirigidos contra representantes políticos y medios de comunicación».

En los chats también se profieren insultos contra periodistas como Antonio Ferreras o Ana Pastor y contra políticos como Pablo Iglesias o Gabriel Rufián. A Carmena la tildan de «vejestorio despreciable”. “Que se muera la zorra vieja ya”, se lee en otra parte acerca de la alcaldesa.

«Profesionalidad de la policía»

«El contenido de los mensajes y los supuestos responsables son parte de una una investigación judicial y por tanto, la justicia determinará la responsabilidad última y las consecuencias de los hechos investigados», dice el sindicato.

«Desde CSIF», concluye la nota, «sindicato mayoritario en la policía local en el conjunto de España, destacamos la profesionalidad de los integrantes de la Policía Municipal de Madrid que, a diario, ponen lo mejor de sí mismos para salvaguardar la seguridad, los derechos y libertades del conjunto de los madrileños, con muchas dificultades»